Promueve la presidenta del DIF, Yolanda Ramírez de Orozco, el hábito del bien comer entre la población mediante el área de Nutrición de la Dirección de Servicios Médicos, con la atención de hasta 12 pacientes al día, destacó la jefa de la Unidad, Priscila Randolph Lamas, quien comentó que los problemas más frecuentes que atienden tienen que ver con el sobrepeso y la obesidad.
En entrevista con El Heraldo, la encargada detalló que son tres las nutriólogas que atienden en el turno de la mañana y una más en el turno de la tarde de lunes a viernes, en horario de las 8 a las 19:30 horas. Apuntó que se apoyan de una báscula con tecnología de punta que evalúa varios parámetros como el agua corporal, las proteínas, el peso, el porcentaje de grasa, el músculo, las kilocalorías necesarias para llegar al peso ideal, y a través de este estudio es posible ayudar a que el paciente llegue a su peso ideal lo antes posible de manera saludable.
Asimismo, enfatizó que las principales problemáticas en materia de nutrición de la población que atienden tienen que ver con obesidad, sobrepeso, bajo peso, diabetes, hipertensión arterial, problemas de tiroides y hasta casos de cáncer, que se presentan sobre todo en personas adultas, además de destacar que son más mujeres las que acuden y en menor porcentaje lo hacen los hombres.
Entre los tratamientos que brindan, destaca un plan alimenticio que deben seguir los pacientes cada 15 a 22 días y posteriormente les cambian la dieta. “Son planes alimenticios acordes a la patología o al objetivo que quieren lograr. Son alimentos sencillos, que pueden preparar ellos fácilmente y que tienen en casa, no tienen que comprar dieta especial o alimentos muy caros para poder cumplir. Además se hacen recomendaciones, como actividad física”.
Karina Cecilia Camarena Medina, de 57 años de edad, es paciente del área de Nutrición; indicó que lleva tres años de acudir al DIF y que lo hace para evitar problemas en su salud, con miras a tener una vejez digna. Además de que ahí le han enseñado a tener una alimentación saludable. “Me gusta cuidar mi alimentación, mantener mi peso ideal. Me ha costado mucho trabajo, porque he tenido que cambiar muchas cosas que yo estaba mal acostumbrada a hacer, como evitar los refrescos, las grasas y sobre todo la carne de puerco. Ya me acostumbré y le digo a la gente que se anime a venir, ya que los resultados son muy buenos”, finalizó.