Un jovencito murió ahogado en el municipio de Asientos, luego de que se metió a nadar a una presa a la que había acudido a pescar junto con dos de sus amigos, quienes no se percataron de lo ocurrido debido a que se habían retirado algunos minutos para comprar agua para beber.
La tragedia se registró en la presa “El Saucillo”, que se ubica en el poblado de La Gloria, perteneciente al municipio de Asientos.
Quien murió ahogado fue un adolescente de 14 años, con domicilio en el poblado de Lázaro Cárdenas, municipio de Asientos y cuyo cadáver fue rescatado por Bomberos Estatales hasta las 01:00 de la madrugada del martes.
Todo se originó desde el lunes a las 17:00 horas, cuando tres amigos identificados como Valentín, de 23 años; Rogelio, de 19 años y el ahora occiso, arribaron a la presa de “El Saucillo” con la finalidad de pescar. De acuerdo a la versión de los acompañantes de la víctima, en un determinado momento éste intentó meterse al agua para nadar, pero ellos se lo impidieron ya que era muy peligroso.
Es el caso, que en determinado momento Valentín y Rogelio decidieron ir a comprar agua para beber ya que tenían mucha sed, por lo que le indicaron al adolescente que los esperara en la presa. Sin embargo, cuando regresaron minutos más tarde, ya no encontraron al jovencito y al comenzar a buscarlo se percataron que a la orilla de la presa estaba tirada su cachucha, por lo que al presumir que se había metido a nadar y se había ahogado, de inmediato decidieron avisar a sus familiares y a los servicios de emergencias.
Fue a las 18:11 horas cuando se reportó al 911 que un adolescente se había sumergido a la presa de “El Saucillo” y ya no lo localizaban, por lo que de inmediato se trasladaron policías preventivos de Asientos y policías estatales, además de una ambulancia del ISSEA, Bomberos Estatales y personal de Protección Civil.
A pesar de la oscuridad que había, los Bomberos Estatales trabajaron durante varias horas en el lugar de los hechos hasta que finalmente a las 01:00 de la mañana del martes finalmente lograron localizar y recuperar el cadáver del adolescente, trasladándolo a la orilla. Más tarde, se presentaron a realizar las diligencias correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales quien dio la fe ministerial del cadáver.