Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- “Se solicita agrónomo, líder en cultivo cannabis medicinal”, “Busco gerente de proyectos de seguridad en cannabis”, “Se necesita experto en extracción”.
Esos son anuncios de empleo cada vez más comunes en Colombia y Canadá, donde la industria de la cannabis va un paso adelante de México.
La industria, por ahora echada a andar en México sólo en lo referente al uso medicinal, requerirá desde cultivadores especializados hasta técnicos de laboratorio, pero sobre todo especialistas en su comercialización para su arranque.
Andrés Galofre, vicepresidente de la colombiana Khiron Life Sciences Corp, señala que los empleos generados hasta ahora en Colombia y Canadá son mínimos si se compara con el potencial que tiene México.
“Este es un mercado 3 veces más grande que cualquiera de esos dos países. Es más, México es la economía más relevante que está avanzando en darle entrada a esta industria, sólo con eso podemos empezar a dimensionar el impacto que tendrá en todos los sentidos, pero sobre todo en el empleo”, señala.
Cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos revelan que entre el 2014 y el 2018 se han generado entre 165 mil y 230 mil nuevos empleos en los 35 estados donde el uso de la cannabis está regulado.
“Esa es una cifra muy cercana a los 297 mil empleos que generó la industria farmacéutica en el mismo lapso y coloca a la industria de la cannabis como el tercer mayor generador de nuevos empleos en ese País”, agrega Lorena Beltrán, consultora independiente.
La farmacias se muestran listas para iniciar con la capacitación de vendedores con especialidad.
“Es factible capacitar rápidamente a los más de 300 mil empleados que trabajan en las farmacias, especialmente a través de instrucción online.
“Sin embargo, también vemos factible la creación de nuevos empleos especializados en la promoción de estos medicamentos”, afirma Marcos Pascual, director comercial de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex).
Raúl Elizalde, presidente de HempMeds México, la firma más importante en Estados Unidos en materia de cannabis medicinal, admite que el primer beneficio laboral para México con la detonación de esta nueva industria es la creación de nuevas empresas farmacéuticas enfocadas en este sector, con todos los especialistas que se requieren.
“Pero también se ha aprobado el uso de la cannabis en alimentos y suplementos alimenticios, así como en elaboración de fibras y textiles, entonces van a ser demandados varios puestos especializados en los nuevos productos que habrá en el mercado, tanto en la producción como en la venta”, sostiene.