Aleyda Ángel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Jaguares, mariposas, flores y alebrijes son parte de las obras de Lourdes Villagómez, artista nacional que tiene como principal inspiración a la cultura y tradiciones mexicanas.
«Yo amo este País, tenemos un País maravilloso, y el color es algo bien importante; yo creo que porque nací y crecí aquí siempre vi colores alrededor mío y es algo que plasmo en mi obra», platicó la artista.
Y, aunque todas sus obras son a mano, Villagómez encontró en la nueva iPad Pro, un aliado para eficientar sus procesos de creación.
«Antes de tener el iPad pensaba que era un accesorio innecesario, ya tenía la computadora y el celular, ¿para qué rayos quieres un iPad? Piensas que con esos dos cumples las funciones de la tableta.
«Pero no es cierto, con la computadora no puedes bocetar como bocetas en el iPad, ni siquiera te puedes llevar la computadora a un parque y sentarte a dibujar, con el iPad sí», comentó.
Como el color es uno de los elementos más importantes de su obra, Villagómez utiliza el iPad Pro para encontrar las combinaciones perfectas.
Por ejemplo, si ve en algún mercado una combinación que le guste, bastará con que tome una fotografía para saber qué tono exacto es con la app PANTONE Studio o ColorLife Scan de Comex.
Pero el mayor provecho que le saca la artista al iPad es al momento de bocetar en Adobe Illustrator Draw.
Con la app boceta en digital las fotos de las ilustraciones y retratos que hace a mano para después meterles color, pero también, cual si fuera un cuaderno, ahí dibuja lo que a su alrededor le inspira.
«Antes iba siempre con una libretita, ahora voy con el iPad», platicó.
Por ejemplo, cuando en 2017 Bonafont cumplió 25 años, Villagómez fue la encargada del arte en las etiquetas conmemorativas que portaban las botellas de agua, también las ediciones especiales y limitadas de vidrio portaron la firma de la artista.
El trabajo de Villagómez con Bonafont continúa, e incluso, los bocetos que le presenta a la empresa son hechos desde el iPad Pro.
Este proceso de bocetaje le ha permitido ser más eficiente en cuanto a obras sobre pedido, pues ya puede tomar varios proyectos porque los trabaja más rápidamente.
«Aunque mi proceso de bocetaje es el mismo, siempre hago una investigación, pensando qué voy a plasmar, ya al momento de dibujarlo es mucho más rápido hacerlo con el iPad, sobre todo para la parte del color».
La artista explica que esto se debe a que si al cliente no le gusta el color que ella propone, desde el iPad puede generar más bocetos con varias opciones, así, un proceso que a mano le llevaba 2 días, con la tableta le lleva 20 minutos.
«Es muy fácil hacer un buen boceto con color sin tener que estar cargando con tanto», explicó.
En esos casos, el iPad se convierte en un intermediario para ver las obras con los colores que los clientes deseen.
Aunque reconoce que el iPad eficienta sus procesos de creación, Villagómez asegura que nunca cambiará por completo su obra hecha a mano, a algo digital.
«En mi caso, el iPad es un complemento, un aliado, yo soy muy manual y necesito muchas veces la textura del papel, del lápiz, borrar».
Sin embargo, no descarta la posibilidad de que en un futuro pueda combinar su arte manual con tecnología como Realidad Aumentada para sumergir a sus espectadores en las obras.