El Instituto Nacional Electoral trabaja para desarrollar un sistema de voto electrónico para los mexicanos residentes en el extranjero, que facilite la participación de toda la ciudadanía más allá de las fronteras.
Así lo informó el delegado estatal, Ignacio Ruelas Olvera, al señalar que el objetivo del proyecto es garantizar e impulsar la participación de los mexicanos en otros países mediante un sistema que sea seguro y lleno de certeza.
En ese sentido, refirió que ya están plasmados los lineamientos que establecen las características generales que debe cumplir el sistema de voto electrónico por Internet y que se encuentra en un proceso que está en desarrollo.
En primer lugar, dijo, el sistema deberá ofrecer garantías de certeza a todos los involucrados, es decir, la ciudadanía, los partidos políticos y la propia autoridad electoral que es la resguardante de los datos de la ciudadanía.
“Otro de los puntos destacables en estos lineamientos es que deberá garantizar que el voto será secreto, lo cual está previsto mediante el uso de una llave criptográfica, consistente en una pareja de claves -la de elección y la de apertura de votos-, que permitirá el cifrado y descifrado del sufragio”.
Los lineamientos contemplan además asegurar que una vez validada la identidad del votante, éste pueda votar solamente una vez; asimismo que, una vez recabados los sufragios de los residentes en el extranjero, se facilite su cómputo con toda confiabilidad.
Un aspecto fundamental es que en este proceso se garantice mantener la integridad de todos los datos que ahí se resguarden.
“Sin una fecha definida para su puesta en marcha, la modalidad del voto electrónico por Internet para los procesos electorales o de consulta popular que determine la autoridad electoral está en desarrollo y sujeta a la aprobación por parte del Consejo General del INE”, agregó.
Recordó que esta modalidad, prevista ya en algunas constituciones locales, únicamente podrá realizarse a través del sistema que el INE habilite en su momento para tal efecto, una vez aprobado por el órgano que rige al Instituto.