La delegación estatal del IMSS, exhorta a los trabajadores que sufran un accidente de trabajo, a reportarlo inmediatamente a la institución, para que sea calificado por un médico dentro del plazo de ley.

El jefe de Prestaciones Económicas, Sociales y de Salud en el Trabajo, Rodrigo Sarmiento Salinas, explicó que un accidente de trabajo es el que ocurre dentro o fuera del centro laboral, durante el horario preestablecido y en funciones de las tareas asignadas.

El IMSS atiende alrededor de 14 mil empresas con cerca de 300 mil trabajadores, que cada año reportan alrededor de seis mil accidentes de trabajo.

Aproximadamente cinco mil de éstos, ocurren dentro de las instalaciones y el resto, durante el trayecto a sus labores.

Por fortuna, la mayoría de los accidentes de trabajo se califican en tiempo y forma, y de igual manera se otorga al trabajador la prestación en especie y en dinero que le corresponde conforme la ley.

No obstante, mencionó que también se emiten negativas a las personas que no reportan el accidente de manera oportuna; esta es una de las causas para negar la calificación de un accidente, como de trabajo.

Para evitar la negativa, el percance debe notificarse a un médico del IMSS, en cuanto ocurra o dentro de las horas inmediatas siguientes.

Los accidentes más frecuentes son las heridas, fracturas, luxaciones, torceduras y esguinces en mano, tobillo, pierna, región lumbosacra, columna lumbar y abdomen; derivados de actos inseguros realizados en condiciones inseguras, la mayoría de las veces.

Sarmiento Salinas destacó que la ocurrencia de accidentes de trabajo en Aguascalientes es una de las menores a nivel nacional, gracias a la capacitación que reciben las empresas por parte del IMSS para prevenir riesgos, y a la participación de las empresas para implementar las acciones de prevención necesarias.