No hay fallas ni riesgos, el paso a desnivel del Campestre es seguro y los automovilistas pueden tener la confianza de usarlo sin que ello sea un peligro, aseguró el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Luis Francisco Romero David.
En entrevista, explicó que la filtración de agua de lluvia hacia la parte baja de la obra obedeció a que aún no se ha instalado una junta de neopreno que va en la parte superior entre la calle y las trabes del puente.
“Se trata de un paso que no se había dado porque la obra no está terminada aún, pero una vez que se cumpla no volverá a dar cauce al volumen de agua que pueda encharcarse en el paso superior, porque no habrá forma de que se filtre”.
En ese sentido, indicó que el proyecto que se ejecuta en el crucero de las avenidas Universidad y Luis Donaldo Colosio no tiene ningún problema estructural ni mucho menos sufrió daño por la filtración del agua que se anegó por la lluvia de la tarde del miércoles.
Romero David recordó que la entrega del proyecto fue parcial a fin de disminuir las molestias y trabas de traslado que estaba generando por su ubicación, sin embargo, se dejó en claro que el paso seguía en construcción en la parte superior y así se ha cumplido.
“Entre las etapas finales de la obra que están ejecutando estará desde luego la colocación de las juntas de neopreno para evitar filtraciones como la registrada, igual que detalles que permitan entregar la obra, seguramente a fines de este mes”.
Respecto del paso a desnivel en las avenidas Guadalupe González y segundo anillo, estimó que los trabajos se encuentran igualmente en su etapa de conclusión, con el paso inferior abierto a la circulación y labores de construcción en la parte superior.
En el caso particular comentó que la entrega de la obra al 100% está programada para mediados de septiembre, según se ha dado a conocer al sector, si bien será la autoridad y los propios ejecutantes los que determinen la fecha exacta.