José de Jesús López de Lara

Un hombre fue ejecutado aparentemente de un balazo en la cabeza y su cadáver tirado en una canaleta ubicada en un terreno agrícola del poblado de El Refugio de la Providencia, en el municipio de Cosío.
Aparentemente el crimen se registró en el estado de Zacatecas y el cadáver fue “sembrado” en ese lugar. La víctima estaba sólo en calzoncillos y a simple vista presentaba quemaduras en abdomen y tórax, además de una herida en la cabeza que aparentemente fue provocada por una bala.
Se estableció asimismo, que ya tenía alrededor de 12 horas de haber fallecido y se investigaba la presencia de un automóvil sospechoso con placas de Zacatecas, que fue detectado el lunes por la mañana en el lugar donde fue localizado el cadáver.
El hallazgo fue realizado por unos jornaleros que estaban realizando sus labores propias del campo, al filo de las 14:00 horas.
En el servicio de emergencias 911 se recibió un reporte de que en el rancho “El Durazno”, que se ubica en el poblado de El Refugio de la Providencia, en el municipio de Cosío, había sido localizado el cadáver de una persona del sexo masculino que había sido asesinada.
De inmediato se trasladaron policías estatales y policías preventivos de Cosío, así como una ambulancia del ISSEA, quienes confirmaron el reporte y en el interior de una canaleta pluvial encontraron el cadáver de una persona del sexo masculino, de entre 30 y 35 años, el cual presentaba huellas de violencia.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, arribaron a la escena del crimen los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial, el agente del Ministerio Público de Hospitales y agentes del Grupo Exterior “Cosío” de la Vice Fiscalía de Investigaciones Foráneas de la FGE.
De acuerdo a la versión de los trabajadores, desde las 8 de la mañana llegaron al mencionado rancho y comenzaron a realizar sus labores propias del campo.
Es el caso que como a las 14:00 horas abordaron un camión tipo torton para trasladarse a otra parte del terreno agrícola, cuando al pasar por un lado de una canaleta, detectaron que en el interior se encontraba tirado un hombre, por lo que el chofer decidió detener la marcha para investigar.
Sin embargo, al acercarse al desconocido se percataron que el cuerpo presentaba huellas de violencia, por lo que optaron por retirarse y reportar lo ocurrido a los servicios de emergencias.