Un hombre fue ejecutado de certeros disparos en la cabeza y posteriormente su cuerpo desnudo fue arrojado a la presa El Muerto, ubicada en el Ejido Peñuelas.
Cuerpos de emergencia atendieron el reporte a las 00:30 horas de ayer, cuando se trasladaron a dicho lugar elementos estatales quienes posteriormente confirmaron que se encontraba un cuerpo flotando. Al ser rescatado y examinado por periciales, se estableció que la víctima presentaba huellas de tortura en el rostro y en el pecho, además estaba amarrado y desnudo, y tenía dos impactos de bala.
El cuerpo fue atado con una cuerda amarilla desde el cuello, manos y tobillos, siendo arrojado a la presa pasando varias horas hasta que el cuerpo fue localizado flotando. El cadáver fue llevado al servicio médico forense en espera de que sea identificado.