Omar Cabrera
Agencia Reforma

LOS ÁNGELES, EU.- Es difícil que Tommy Lee y su familia no se vean ligados a algún escándalo.
Esta vez el ex baterista de Mötley Crüe se vio envuelto en una pelea a golpes… ¡con su propio hijo Brandon Lee!
“Mi corazón está roto. Puedes darles a tus hijos todo lo que puedan desear en toda su vida y aún así pueden volverse en contra. ¡Buen trabajo, Brandon! ¡Gran hijo!”, escribió el músico de 55 años en Instagram junto a una foto en la que se observa con el labio hinchado, aparentemente por los golpes que recibió del también hijo de Pamela Anderson.
“…Mi prometida y yo estábamos en la cama cuando mi hijo irrumpió en la habitación y me agredió. Le pedí que dejara la casa y él me dejó inconsciente”, agregó.
El mismo Brandon se pronunció más tarde para dar su propia versión de los hechos y dijo que todo es culpa de las adicciones de su padre.
“Estoy devastado por los acontecimientos de los últimos días que han sido resultado del alcoholismo de mi padre”, declaró Brandon, de 21 años, a People, en un comunicado proporcionado por su representante, Teal Cannaday.
“Quería que la esperanzada sobriedad y recuperación de mi papá fuera un asunto privado, pero, como resultado de sus acusaciones en las redes sociales, me siento obligado a expresarme. He cooperado y continuaré cooperando con las autoridades según sea necesario. Amo a mi padre y sólo quiero verlo sobrio, feliz y sano”.
Después de eso Tommy Lee negó la acusación de alcoholismo.
“¡Me ca… de la risa! Estoy más feliz de lo que he estado en toda mi vida. Bebo de vez en cuando porque estoy retirado y disfrutando mi vida. He trabajado más de 30 pin… años y lo merezco”, contó.