A pesar de que hasta ahora las lluvias han sido escasas a consecuencia del fenómeno de “El Niño” –lo cual ha retrasado el temporal-, la Coordinación Estatal de Protección Civil se mantiene atenta a los posibles puntos de riesgo ante la llegada de precipitaciones que se esperan por temporada. Así lo estableció su titular, Héctor Manuel Reyes Hernández.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario estatal reconoció que los riesgos siempre existen cuando hay la probabilidad de precipitaciones y aseguró que se están realizando labores preventivas. “Por ejemplo, el Gobierno capitalino ha desazolvado alcantarillas para evitar encharcamientos, y el Gobierno Estatal hace mes y medio limpió varias áreas colindantes al Río San Pedro”.

Indicó que la coordinación a su cargo, mantiene una puntual vigilancia de la Presa de San Blas en Rincón de Romos que actualmente tiene una captación del 40% de su capacidad. Recordó que hace 4 años, éste embalse registró la ruptura en la mampostería de la cortina, de ahí que se encuentran muy pendientes y en contacto muy directo con la Dirección de la Conagua. También monitorean las zonas que tradicionalmente se inundan, como son las avenidas Alameda y López Mateos principalmente.

Finalmente, Héctor Manuel Reyes Hernández recomendó a la población tomar las debidas precauciones de temporada: en momentos soleados, procurar mantenernos a la sombra, y principalmente en los periodos comprendidos entre las 2 y la 5 de la tarde. Si al trasladarnos somos sorprendidos por una precipitación intensa, hay detenerse y esperar a que pase el escurrimiento para luego continuar con nuestra marcha.