Jorge Escalante
Agencia Reforma

GUANAJUATO, Guanajuato.- Fuerzas federales implementaron un operativo de revisión sorpresa a trabajadores de Pemex en la Refinería Antonio M. Amor, localizada en el municipio de Salamanca.
La estrategia forma parte de las acciones para combatir el robo de combustible.
En el operativo participaron elementos del Ejército y de la Policía Federal.
“El día de hoy se realiza en las puertas de ingreso a las instalaciones de la refinería un operativo de seguridad coordinado por fuerzas federales. Es importante destacar que la refinería se encuentra operando con normalidad”, destacó en un parte oficial la planta petrolera.
Los trabajadores que ingresaron a pie o en vehículos, así como los que salieron al concluir su turno, fueron sometidos a revisiones por parte de los agentes federales.
Trabajadores sindicalizados informaron de un retraso para llegar a su área de trabajo.
“Desde la mañana se colocaron policías federales y militares en las puertas de ingreso a la refinería. Empezaron con revisiones de manera sorpresiva, eso retrasó la llegada a las áreas donde laboramos”, dijo un trabajador.
Hasta el cierre de la edición Pemex no había informado si se detuvo a algún trabajador involucrado en el robo de combustible.
El Ejército, además, desplegó a 300 policías militares en Celaya para combatir a células del crimen organizado dedicadas al narcomenudeo y al robo de combustible.
Los militares realizarán operativos conjuntos con fuerzas federales, estatales y municipales.