El libramiento poniente no es tema muerto; el proyecto ha vuelto a la mira de las autoridades federales y estatales, quienes atienden entre otras cosas, la demanda de una indemnización para la liberación de la concesión que aún posee un particular.
Así lo reveló el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Luis Francisco Romero David, al recordar que la obra implica una inversión superior a los mil doscientos millones de pesos.
Se trata de un proyecto bastante atractivo para el cual hay interés del sector constructor local, incluso a través de alianzas estratégicas a fin de lograr la capacidad instalada requerida para una obra de tal magnitud.
En entrevista, comentó que la llegada de un nuevo director del Centro SCT en Aguascalientes y las gestiones realizadas por Obras Publicas del Estado, han generado nuevas expectativas en el tema.
Consideró que las señales emitidas hasta el momento son positivas, pues ya hubo reunión de ambos funcionarios en la Ciudad de México y “todo indica que ahora sí se va a destrabar el expediente con la nueva administración”.
Romero David dijo desconocer los detalles de la indemnización planteada por los actuales concesionarios contra los que se inició el año pasado un proceso para rescindir el titulo que les favorecía.
Sin embargo, la información que ha trascendido sobre el tema es en el sentido de que el nuevo gobierno federal interceda, apoye al Estado y el libramiento pueda tomar un nuevo rumbo.
Reconoció que esto no será a la brevedad, sino más bien implica un mediano plazo pero conforme vaya concretándose, representará una posibilidad para que el sector constructor local tome parte en un proyecto de alto impacto como es el libramiento.
Esto, desde luego, además del beneficio que siempre se ha destacado de una obra de tal naturaleza como es el contar con una vía que haga mas eficiente y seguro el tránsito por la entidad.