METEPEC, Edomex.- Aunque los pronósticos médicos indican que estaría de regreso en las canchas en marzo próximo, Gabriel Hauche es paciente y prefiere no acelerar su rehabilitación para evitar una recaída.
El delantero argentino del Toluca se recupera de una ruptura del ligamento cruzado de la rodilla derecha, la cual requirió cirugía y lo dejó fuera de actividad desde la Fecha 6 del Apertura 2017.
“Es una lesión larga donde hay que tener mucha paciencia, cada paso diario es muy importante para ir afianzando etapas, y bueno, ya estaría empezando la etapa final, las últimas semanas, los últimos meses”, explicó.
“Así que, más allá de ponerme un objetivo en plazos, es intentar ir encontrándome lo mejor posible cada día como me vengo sintiendo, sobre todo para poder regresar y que no haya ningún traspié a la hora de tener el alta y estar ya activo en la cancha”.
Hauche agradeció la confianza del cuerpo técnico y los directivos de los Diablos Rojos, quienes decidieron renovar el préstamo con Xolos de Tijuana en el pasado régimen de transferencias.
“La renovación para mí fue algo muy importante, volver a jugar en el lugar donde me lastimé me parece que es una forma también de agradecer tanto a los directivos como al cuerpo técnico la confianza”, expresó.
“Principalmente por cómo se comportaron, desde el primer momento estuvieron siempre muy pendientes de la situación, fueron muchos meses fuera durante el torneo y siempre era preguntar cómo estaba, cómo me sentía”.
El jugador argentino también consideró que la competencia interna aumentará con los fichajes de Luis Quiñones y Ángel Reyna. (Abimael Chimal/Agencia Reforma)

ASÍ LO DIJO
“Me lastimé jugando siendo titular y mi objetivo es volver a jugar de la mejor manera, y ser aporte en la etapa que me toque estar del torneo y, si Dios quiere, hasta el final de la Liguilla”.
Gabriel Hauche, delantero del Toluca.