Staff
Agencia Reforma

LONDRES, Inglaterra 22-Ago.- Un grupo de 25 jugadores que participaron en el Mundial de 2010 en Sudáfrica obtuvieron permiso de FIFA para disputar el torneo bajo el uso de sustancias prohibidas.
De acuerdo al diario inglés The Sun los futbolistas usaron estas sustancias a través de medicamentos que no son permitidos pero que lograron el aval de FIFA a través de un proceso denominado TUE (Uso Excepcional Terapéutico, por sus siglas en inglés).
En el TUE el jugador explica las razones médicas para la utilización del producto y el organismo que realiza el torneo da la autorización, como una excepción, o lo niega.
Las condiciones para que se otorgue el permiso son que el jugador compruebe su necesidad de usar el medicamento, que no se tenga ventaja deportiva al utilizarlo y que no se administren de forma “alternativa”.
El grupo de hackers Fancy Bears, vinculado a Rusia, consiguió la información que difundió la prensa inglesa, y en la que se menciona a Argentina como la selección que más casos reportó de este tipo con los jugadores Carlos Tévez, Juan Sebastian Verón, Gabriel Heinze, Walter Samuel y Diego Milito.
También se hace mención a los futbolistas Mario Gomez, de Alemania; a Dirk Kuyt, de Holanda; a los italianos Vincenzo Iaquinta y Mauro Camoranesi; a los chilenos Humberto Suazo y Fabián Orellana, y a Heath Pearce, de Estados Unidos, entre otros.
De las sustancias que se utilizaron están el corticoide betametasona, dexametasona, salbutamol y prednisona, en su mayoría antiinflamatorios que también tienen función como esteroides.

¡Participa con tu opinión!