Ya son pero todavía no son, lo que supone un desbarajuste para los ciudadanos, porque si los partidos ya los designó como candidatos y candidatas a la diputación local es porque gozan de esa etiqueta, pero para el Instituto Estatal Electoral (IEE) tendrán dicha calidad hasta el 20 de abril en que hagan el registro respectivo, sin embargo sólo podrán iniciar la campaña el 14 de mayo, esto es, mes y medio antes de las elecciones.

La excesiva regulación frena toda actividad comicial y cuando finalmente lo permite es al cuarto para las doce, lo que impide que los aspirantes tengan el tiempo necesario para dar a conocer las propuestas que atraigan el interés de los electores. Es algo así como escuchar a un leedor de noticias, que en pocos minutos debe informar de cuatro, cinco o más comunicados, para ello debe hablar muy rápido y por lo mismo no queda en la memoria de los oyentes.

El presidente del IEE, Luis Fernando Landeros Ortiz afirmó que “aún no son candidatos y eso sucederá hasta su respectivo registro ante la autoridad electoral el próximo 20 de abril”, no obstante que haya quedado acreditada debidamente su categoría, por lo que advirtió: “aun después de ello no podrán publicitarse como candidatos, pues la campaña política no habrá de iniciado sino hasta el 14 de mayo”.

Una de los principales aspiraciones de los organismos electorales es lograr que acuda el mayor número de votantes, por lo que hacen circo, maroma y teatro para tratar de centrar la atención de los ciudadanos en la fecha cumbre, que este año es el 1 de julio, pero las mismas autoridades se encargan de crear leyes y disposiciones que en la práctica son un dique para alcanzar ese objetivo.

Lo que hay ahora es que primero arrancan las campañas los candidatos a la Presidencia de la República y para las senadurías y diputaciones federales y más tarde las de diputados locales, escalonamiento que el ciudadano de a pie no entiende al dificultarle centrar su atención en lo que plantean.

Mientras se llega el día en que arranquen las tareas del proselitismo, los postulantes a una diputación estatal debe actuar con “respeto y prudencia” y sujetarse al calendario electoral, apostilló Landeros Ortiz, por lo que están impedidos para dirigirse al pueblo, “aun en los casos presentados como difusión de información y promoción editorial”.

Calificó como algo “muy casuístico”, que como resultado de las entrevistas en los medios luego se utilice para anuncios espectaculares o llevando en portada a los actores políticos que se preparan para contender. En función de ello “hay que analizar el momento, el contexto, contenido, tiraje, distribución, todos los factores inherentes y si se cataloga como acto anticipado de campaña la sanción es el retiro del registro”.

Reiteró que aun cuando el 30 de marzo arrancan las campañas federales, a nivel local la situación es distinta y los candidatos locales tendrán que esperar, por lo que en un acto de benevolencia se les permitirá asistir e eventos de los candidatos a cargos federales, “pero no participar con actores políticos, ni mucho menos pedir el respaldo ciudadano, presentarse como competidores o presentar plataformas. Su única participación podría ser como un ciudadano más que apoya sus preferencias electorales pero sin divulgarse, pues incurre en infracción administrativa primero y, en su caso, en un acto anticipado de campaña que pueda sacarlo de la jugada”.

Luis Fernando Landeros reconoció que el IEE no tiene el personal necesario para vigilar que se respete la norma, por lo que se valdrá del “halconeo” que haya entre los partidos para que presenten pruebas de violaciones y que sea el Tribunal Electoral el que resuelva lo conducente.

Lo único que falta es que el Instituto Electoral imponga a hombres y mujeres que aspiran a una diputación el tipo de vestimenta que deben utilizar en cada acto al que asistan, que sería según el auditorio y de no obedecer sería motivo más que suficiente para imponerles un correctivo.

Vaya manera de promover el voto.

BUROCRACIA DAÑADA

La falta de una explicación por parte del Congreso de la Unión y de las autoridades mantiene en la incertidumbre a miles de empleados federales que recién fueron pensionados o que están próximos a recibir este beneficio, ya que sus alcances se aplican mediante la Unidad de Medida y Actualización (UMA), en lugar del sistema tradicional de salarios mínimos, lo que reduce considerablemente el pago.

El dirigente estatal del Sindicato Nacional de Jubilados y Pensionados por el Estado, José Manuel Rosales Cortés señaló que hay confusión, debido al contraste entre lo que reciben quienes se pensionaron antes del 31 de mayo de 2017 y los que han pasado a esa situación en el presente año.

De acuerdo a la nueva Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), publicada el 31 de mayo del año pasado, los que pasen a retiro a partir de esa fecha y que deben recibir el máximo de pensión, esto es, el equivalente a 10 UMA’s, en el presente año es de 24,602. 40 pesos, mientras que aquellos que lo hicieron antes en base a salarios mínimos es de 26,861.40 pesos, por consiguiente, la diferencia mensual es de 2,359 pesos, que al año significará 28,308 pesos menos.

Aunque el ejemplo fue con los que obtienen el máximo permitido de pensión, el problema afecta por igual a todos los nuevos pensionistas, ya que su pago se calcula en UMA’s, que en términos económicos es una medida inferior a la de salarios mínimos, que fue la modalidad empleada por muchos años.

Rosales Cortés explicó que en un principio el salario mínimo y la UMA se encontraban a la par, pero en 2017 el mínimo se incrementó mientras que la UMA se mantuvo igual, con lo que la afectación se presenta desde el año actual.

Ante las quejas que hay indicó que solicitaron al ISSSTE una explicación, aunque aquí más bien debería hacerlo a los legisladores federales, que fueron quienes aprobaron la modificación sin haber tomado las providencias necesarias para que el crecimiento de la UMA fuera igual al del salario mínimo, teniendo en cuenta que el Instituto se concreta a fijar lo que la ley determina.

Aun cuando en teoría el UMA avanzará de acuerdo a la inflación, en la práctica quedó rezagada, por lo que cabe pedir que a la mayor brevedad el Congreso federal lleve a cabo una reforma que incluya la uniformidad permanente entre ambos valores.

SE FORTALECE EL IMSS

El mes de marzo de 2018 será recordado en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Aguascalientes por el robustecimiento de su plantilla de médicos especialistas y residentes, ya que esto se traduce en mejores servicios para los afiliados y sus dependientes. El pasado 16 el delegado estatal, Diego Martínez Parra y el secretario general de la Sección XXI del Sindicato (SNTSS), Arturo Rodríguez, organizaron una recepción a los 171 especialistas que se incorporaron a las actividades, y el día 24 lo hicieron con 109 médicos residentes que realizarán estudios de especialidad por tres años y de servicio social por uno, lo que significa el reforzamiento de la atención que se ofrece en los tres hospitales generales y las unidades de Medicina Familiar. Los especialistas se incorporan a tareas en Urgencias, Traumatología y Ortopedia, Urología, Oftalmología, Gastroenterología, Medicina Interna, Cirugía General, Pediatría, Cirugía Pediátrica, Ginecología y Obstetricia, Neonatología, Neurocirugía, Angiología, Onco-ginecología, Oncología Médica, Oncología Quirúrgica, además en áreas de Anatomía Patológica, Anestesiología, Radiodiagnóstico, Endoscopía y Medicina Familiar, estancia que representa una bocanada fresca para los derechohabientes.