La enfermedad de Alzheimer además de afectar la memoria, también daña los cinco sentidos de las personas, afectando su rendimiento sustancialmente, destacó el presidente de la Asociación Alzheimer de Reynosa, Eliud Robles Almaguer, quien detalló que esta situación es muy común en la etapa intermedia de la enfermedad, situación que se puede revertir con el estímulo en sus diferentes formas.

De visita por Aguascalientes, el también médico geriatra informó a El Heraldo que lejos de la creencia de que el Alzheimer afecta únicamente a la memoria de los enfermos, la realidad es que también deteriora los cinco sentidos, desde cómo ven, sienten, oyen, olfatean y cómo gustan.

“El problema no es la persona en sí, sino la enfermedad, que hace que todos los estímulos externos el cerebro los procese mal, pues al ir muriendo las neuronas no tiene esa capacidad de asociación”.

Eliud Robles Almaguer explicó que en el enfermo de Alzheimer, el tacto es el sentido que más se ve beneficiado, toda vez que quizá no entienda muchas cosas que suceden en su entorno, pero un abrazo o una caricia es mucho mejor que un Te Quiero. “A lo mejor no lo entienden, o no saben quién se lo está diciendo, pero si lo abrazo o lo acaricio, es un lenguaje universal que va a entender mejor”.

Por lo anterior, dijo que lo recomendable es aplicar terapias de estimulación de los sentidos como una alternativa a la terapia farmacológica. Apuntó que, en el caso de la vista, lo recomendable es no tener al enfermo en pisos donde haya rayas, ya que creen que algo se está atravesando en el camino, o que no sean de cuadros blancos y negros porque creen que hay un pozo donde pueden caer; además de procurar que el piso, la pared y la puerta tengan colores distintos, para que puedan ver el fin en un lugar y no se topen con los muros e identifiquen las entradas y salidas.

Robles Almaguer señaló que en general todos los enfermos de Alzheimer presentan este deterioro de los sentidos. Al inicio es la memoria, pero cuando avanza, en la etapa intermedia comienza a agudizarse la afectación y ya en la etapa avanzada, no recuerda absolutamente nada. De ahí la importancia de aplicar medidas correctivas desde el inicio de los síntomas.