Toda una vida en la docencia

Emotivo homenaje se llevó a cabo en honor a la querida maestra Lupita Oropeza Saucedo, con motivo de sus sesenta años de servicio en la docencia.
El Templo de San Marcos fue el recinto sagrado donde se llevó a cabo la misa de acción de gracias en honor a la homenajeada, quien elevó sus oraciones para manifestar su gratitud a Dios por las múltiples bendiciones que ha recibido, a lo largo de su existencia.
Asimismo, agradeció a Dios y a María Auxiliadora por permitirle, durante sesenta años, enseñar y transmitir el conocimiento a sus alumnos en las ciudades de México, Puebla, Saltillo, Monterrey y Aguascalientes, dejando así su huella del éxito con amor, esfuerzo y dedicación.
Dentro de su trayectoria como docente, cabe destacar, treinta y cinco años de servicio como maestra en la Escuela Normal del Estado de Aguascalientes y actualmente cumple cuarenta años activos de servicio en la Normal Superior Federal del Estado.
Por tal motivo, sus hermanos, Amanda Imelda, Tere y Carlos Oropeza Saucedo, fueron excelentes anfitriones en el festejo que ofrecieron en honor a la homenajeada, mismo que se llevó a cabo en el salón Arroyo de la Hacienda donde la maestra Lupita gratamente departió con sus seres queridos.

¡Participa con tu opinión!