MADRID.- En medio de una exitosa e intensa gira por España, la banda colombiana Morat toca corazones, recuperando la esencia de las grandes bandas latinoamericanas.
La agrupación de veinteañeros, nominada al Grammy Latino a Mejor Nuevo Artista en 2016 y muy seguida por su estilo juvenil armónico y romántico, apuesta por convertirse en uno de los referentes de la música en español de la actualidad.
“Hoy en día se ha perdido mucho el espíritu de inspiración de los grandes artistas a los que se les veía tocar en vivo. En todo caso, nos gusta rescatar ese sentimiento”, coincidieron Juan Pablo Villamil, Simón Vargas, Martín Vargas y Juan Pablo Isaza.
Para los músicos originarios de Bogotá, España es una especie de amuleto, pues fue el primer país en el que tuvieron éxito fuera de Colombia y gracias a esa gran acogida han triunfado en México.
“México dio un vuelco a nuestras vidas”, contó Isaza.
“Pero a lo más salvaje”, agregó Martín.
Para la agrupación, su vínculo con los mexicanos comenzó con “Mi nuevo vicio”, hit que fue acompañado de la mano de Paulina Rubio.
Si bien España fue el primer país que acogió la propuesta musical de Morat, la pasión desbordada del público mexicano, aseguraron sus miembros, les ha dado una conexión muy especial.
“Son dos públicos completamente distintos, el español y el mexicano. En los latinos se siente la euforia y la locura a la hora de los conciertos. Los latinos son algo particular.
“En el caso de España, la gente pone más atención en las letras y la música. Lo que también es positivo y tiene su magia, pero el latino es más apasionado”, asienta Martín, baterista, percusionista y voz de la agrupación.
Tras presentaciones con llenos en La Coruña, Ceuta, Barcelona, Valencia, Tarragona y Torrelavega, la banda continuará con más de 20 fechas, entre las que destacan recintos de espectáculos en Vigo, Salamanca, Ponferrada, Córdoba y Jerez.
“La principal razón por la que estamos dos meses de lleno en España, es porque llevábamos un año y medio en México. Con la cantidad de gente y cultura que hemos podido conocer, somos casi expertos en México”, manifestó Isaza.
Morat no descarta que durante su estancia por España pueda concretar algún proyecto con el músico de pop melódico Pablo López, aunque su sueño sería, tocar algún día con Alejandro Sanz o Joaquín Sabina. (Ismael Rivera/Agencia Reforma)