PUEBLA, Pueb.- Los Toros de Tijuana cobraron venganza de la temporada anterior y se convirtieron en los nuevos campeones de la Liga Mexicana de Beisbol al apalear en el quinto juego de la Serie del Rey a los Pericos de Puebla por pizarra de 15 carreras a 3.
El triunfo fue para Miguel Peña, con 5.2 innings lanzados, aceptando cinco hits y una carrera, dio tres pasaportes y ponchó a cuatro rivales.
La derrota fue para Josh Roenicke que lanzó tres entradas, admitió 8 hits e igual número de carreras.
Miguel Peña comenzó dando base por golpe a Julio Borbón y base por bolas a Endy Chávez, además de permitir un imparable y la primera carrera del juego para los locales.
Sin embargo en la tercera entrada los Toros se despacharon con cinco carreras, primero igualaron el marcador, cuando José Chávez conectó imparable e Isaac Rodríguez robó base llegando a tercera y con elevado de Roberto López, volvió a repetir la dosis.
Corey Brown dio la vuelta al juego tras base por bola que el pitcher poblano concedió al primera base Jorge Cantú.
El sexto en el orden, Dustin Martin aprovechó la casa llena y con un buen maderazo que voló la barda, produjo rally de cuatro carreras.
Alex Liddi anotó la séptima carrera tras elevado del jardinero izquierdo Roberto López.
Roenicke fue relevado por Ángel Rodríguez pero Cyle Hankerd bateador designado, le dio la bienvenida conectando la bola que pasó la barda para conseguir dos carreras más.
En el turno al bat de los campeones de la Zona Norte, durante el quinto episodio, el tercera base Alex Liddi consiguió jonrón en solitario.
Por los visitantes se dio el relevo de Pedro Villarreal que dejó su lugar a Mark Serrano en el séptimo rollo y Alberto Carreón le dio la bienvenida con un bambinazo consiguiendo la segunda carrera.
Cyle Hankerd, cuarto en el orden, conectó jonrón productor de dos carreras ampliando la ventaja.
En la penúltima entrada César Tapia, sexto en el orden conectó palo de hit para que Jesús Arredondo consiguiera la tercera carrera para la Furia Verde.
En el último turno para los visitantes, Corey Brown conectó la bola que salió del terreno de juego provocando dos carreras para el 15 a 3 final.
Los cinco jonrones de los Toros, empataron récord de Serie Final, previamente lo realizaron Tigres en el 2000, Diablos en el 2001, y de nueva cuenta Tigres en el mismo año 2001. (Jesús Lima/Agencia Reforma)