Ivett Rangel
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Para quienes deben viajar vía terrestre al interior del País, ya sea por motivos familiares o laborales que no les permiten permanecer aislados, aquí algunas recomendaciones para reducir el riesgo de contagio en el transporte público:

– Al interior del transporte, limpia con toallas desinfectantes el respaldo del asiento, los descansabrazos, la hebilla del cinturón, la mesa, la pantalla y los controles de aire e iluminación. Espera a que todo se seque para volver a tocarlo.

– Si necesitar ir al baño en paraderos, centrales de autobuses o dentro del transporte, abre y cierra las puertas con una servilleta y evita utilizar los secamanos de aire a presión.

– Evita las multitudes. Busca mejores horarios para viajar, por ejemplo, de martes a jueves, e identifica en tu ruta las horas de más afluencia.

– Se estima que los asientos cercanos a las ventanas y que permiten el mejor flujo de aire son los más protegidos ante los virus.

– Evita el contacto cercano o directo con otras personas. Asegúrate de mantener una distancia prudente de otra persona y no entables conversación con nadie.

– Sigue las recomendaciones sanitarias generales: lavarse las manos con frecuencia, no tocarse la cara, recurrir al estornudo de etiqueta, toser en el ángulo del brazo, no saludar ni de beso ni de mano, tampoco dar abrazos y no compartir ni alimentos ni bebidas.

La empresa ADO, por ejemplo, señala en su portal que ha reforzado la limpieza con productos desinfectantes y biodegradables en las áreas de mayor contacto (como pasamanos y manijas), además de ofrecer gel antibacterial en las taquillas.

Y destacan que sus unidades se limpian profundamente y cuentan con filtros de partículas dentro del sistema de aire acondicionado que purifica constantemente el aire de la cabina del pasajero.

Con información de ClickBus y de la infectóloga pediatra Rosa María Wong.