Tiene un año brillante

CDMX.- Bianca Marroquín no puede contener la emoción y respira profundo para no llorar al hacer el recuento de todo lo que ha pasado este año: seguir en temporada en el musical “Chicago”, integrarse al montaje “A Chorus Line”, presentar su espectáculo en el centro nocturno 54 Below, ser juez en el programa “Mira Quién Baila” y finalmente presentar su disco “Nuestros Tesoros”.
“Fue un año de mucho aprendizaje, hice muchas cosas artísticamente enriquecedoras, pero también en lo personal he tenido experiencias que me han hecho valorar la vida. Justo cuando pasan cosas como el temblor, te cae el veinte de todo lo que tuviste que pasar. Hay que aprender a dar gracias por la vida, por lo que tienes, por las oportunidades que te brinda el destino y que te puedas dedicar a lo que te gusta”.
El pasado 19 de septiembre Marroquín estaba en la Ciudad de México presentando su álbum. Justo cuando se encontraba reunida con los medios, el sismo de 8.1 comenzó a azotar la zona con tal fuerza que el salón del hotel Four Season donde se encontraba sufrió varios daños. Ella tuvo que suspender todo y reservar a “Nuestros Tesoros” para otra ocasión.
La estrella de Broadway explicó que ha sido tal la exigencia a la que se ha enfrentado, que terminó tres veces en el hospital por agotamiento, no sólo física, sino emocionalmente. “Ha sido un año estresante, ya quiero que se acabe, pero sé que el año que entra va a ser mucho mejor”.
“Nuestros Tesoros” es un disco que grabó desde hace 5 años y medio, pero es hasta el año pasado que consiguió los derechos de las canciones. “Tenía que ser en este momento de mi vida. Tenía que vivir muchas otras cosas, todavía me faltaban vivencias para cantarlo como se debe, con el sentimiento y dolor para conectar con el público”. Para ella es la oportunidad de pararse en el escenario sin un personaje, siendo sólo Bianca Marroquín y abriendo su corazón a la gente que la quiere escuchar, según explicó. (Sughey Baños/EL UNIVERSAL)

¡Participa con tu opinión!