CDMX.- Con 20 años y sin abandonar sus estudios en la Berklee College of Music, Camila Fernández se quiso adentrar al mundo de la música sin importar que el apellido pudiese traerle comparaciones con su padre Alejandro o su abuelo Vicente.
En entrevista, la cantante indicó cómo el tener un apellido como el Fernández no le causa conflicto.
“No pesa (el apellido). Lo veo más como una bendición y como un regalo de vida, me tocó vivir en esta familia y resultó que también quería cantar. A mí desde muy chica me dijeron que encontrara mi estilo y forjara mi camino, entonces por eso estoy haciendo algo muy mío”.
Camila explicó que es gracias a la música que escucha que entendió la línea que quería seguir cuando llegara el momento de dedicarse a la música, hecho que sucedió ahora con el lanzamiento de su EP titulado “Mío”, con el que debutó el viernes en la escena musical. (EL UNIVERSAL)