Idaly Hernández Pérez arribó a la Casa de Dios para pedir el bautizo de su hija, Nefertari Hernández Pérez.
Familiares y amigos muy cercanos a ella, la acompañaron en el bautizo de su hija, presenciando el momento en el cual la bebita fue ungida con el aceite de los catecúmenos, como preparación para recibir la gracia del bautismo.
Momentos después, Nefertari fue llevada a la pila bautismal, por sus padrinos: Rafael Chía Pérez y Esthela Montantes, quienes pidieron a Dios por la salud y el bienestar de su nueva ahijada.
Posteriormente, el Jardín El Milagro, enmarcó el festejo en honor a la bautizada donde perduró el cálido ambiente familiar.