Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio del arranque del periodo vacacional de verano, la Secretaría de Salud reportó como no aptas para uso recreativo las playas de Caletilla, Hornos, Suave, Carabalí y Manzanillo, en Acapulco, Guerrero.
De acuerdo con el monitoreo de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el análisis de laboratorio realizado en agua de mar de 273 playas de 17 estados costeros arrojó que 268 son aptas para uso recreativo, mientras que el resto, ubicadas en Guerrero, superaron el límite permitido de la bacteria enterococcus faecalis.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una playa implica un riesgo sanitario si registra 200 enterococos en 100 mililitros de agua de mar.
Sin embargo, Playa Suave reportó 3 mil 968 de enterococos/100ml, Caletilla, cuya muestra se levantó el pasado 1 de julio presentó mil 607 enterococos por cada 100 mililitros de agua, las playas Hornos y Carabalí registraron ambas 657 y Playa Manzanillo 616.
Pie de la cuesta aunque está dentro del límite considerado como apto, registró 166 enterococos.
La Cofepris, en coordinación con las autoridades estatales de Salud y la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública, realizó la toma de muestras de agua de mar para determinar posibles riesgos a la salud.
La bacteria enterococcus faecalis se monitorea para valorar las condiciones sanitarias del agua de mar, ya que es muy resistente a condiciones adversas.
El monitoreo de la calidad de agua en los centros turísticos se realiza desde 2003 en el País.
La Secretaría de Salud, a través de la Cofepris, pide a los vacacionistas mantener la limpieza de las playas durante la temporada vacacional.