Estos relojes que simulan velocímetros o que, incluso, están hechos con partes reales de un vehículo usado, son ideales para los entusiastas del diseño automotriz.

Reciclado
Este reloj de escritorio Auto de Steven Shaver está hecho con el engranaje de sincronización de un motor recuperado. El acabado de la base es metálico y opera con baterías.
$1,140 en Uncommongods.

Vintage
Con manecillas en forma de llave española, construido en roble y con un diseño que emula el tacómetro de un vehículo antiguo, el reloj Oak Gauge es ideal para los nostálgicos de los vehículos.
$495 en Uncommongoods

Acelerado
Nada dice entusiasta como un reloj montado en un pistón reciclado como el que vende BensAutomotiveDecor. Puedes personalizarlo con el estilo del reloj e incluso elegir el modelo de auto del que deseas que se recupere esta pieza.
$1,100 en Etsy.com

Histórico
El reloj de escritorio de LedonGifts está hecho de la biela de un Aston Martin Vantage sacado de un motor V8 que se usó en las 24 horas de Le Mans en 2012.
$2,160 en Etsy.com

Excéntrico
El reloj de pared de Steven Shaver utiliza engranajes de motores usados. Mide 24 centímetros por 15 centímetros.
$2,300 en Uncommongoods

¡Participa con tu opinión!