La Semana 12 de la NFL vivió su último encuentro la noche de ayer cuando los Texans chocaron ante los Titans en duelo que le dio cerrojazo a una semana más del mejor futbol americano del mundo. Los Texans llegaban con siete victorias al hilo, tratando de seguir con esa inercia ganadora para colarse a la pelea de los mejores récords de la Conferencia Americana. Con un gran encuentro de Deshaun Watson, Houston logró una victoria sencilla que los deja con la tercera mejor marca de la Conferencia Americana.
Tennessee inició mejor el encuentro ya que pegó dos veces en el marcador, primero con un gol de campo, para después anotar con un pase de Marcus Mariota hacia Smith de 61 yardas que los ponía 10-0, pero los Texans reaccionaron de manera impresionante anotando 24 puntos sin respuesta antes de terminar la primera mitad del partido. Primero con una recepción corta de Damaryius Thomas, después un acarreo de 15 yardas de Watson que le daba la vuelta al marcador. La jugada clave del partido fue en el inicio del segundo cuarto, los Texans estaban acorralados en su yarda 3, Lamarr Miller aprovechó los huecos que abrió su línea ofensiva, explotando su velocidad, yéndose 97 yardas en el acarreo más largo de la temporada, la primera mitad terminó 24-10 para los Texans.
A pesar de que los Titans intentaron reaccionar, no fue suficiente para alcanzar a los locales que manejaron la ventaja de excelente manera. En el segundo medio solamente hubo una anotación por bando, haciendo que el marcador terminara 34-17 con una sencilla victoria de los Texans. Deshaun Watson tuvo un buen juego, lanzando 212 yardas y dos anotaciones, además de uno por la vía área. Por su parte, Lamarr Miller fue el jugador de la noche al sumar 162 yardas terrestres y una anotación. Los Texans tuvieron 281 yardas por tierra, logrando hacer pedazos a la defensiva de los Titans que hace dos semanas se habían mostrado implacables en contra de los Patriots. Houston alza la mano como un buen candidato a la postemporada.