Terrible muerte de una pequeñita

Una niñita de un año y 2 meses murió deplorablemente, al ser atropellada por una camioneta en el rancho “El Lucero”, que se ubica a un costado del fraccionamiento Paseos de la Providencia, en el municipio de San Francisco de los Romo.
La tragedia se registró el viernes a las 5:00 de la tarde, cuando en un descuido la pequeñita, identificada como Kimberly, de apenas 14 meses, fue atropellada accidentalmente por una camioneta.
Cuando los papás de la nena -una pareja de apenas 17 años- se percataron de lo ocurrido, abordaron una camioneta Dodge Ram pick up, color gris, con placas de circulación del estado de Guerrero y se trasladaron a una farmacia e ingresaron al consultorio médico.
Lamentablemente, cuando el doctor examinó a la niña se percató que ya había muerto.
Momentos después llegó la ambulancia ECO-333 del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte de Kimberly.
Hasta dicho lugar acudieron más tarde policías preventivos de San Francisco de los Romo, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
OTRO NIÑO ATROPELLADO.- Por otra parte, el viernes a las 11:50 de la mañana, fue atropellado un niño de 4 años, en el cruce de las calles Delicias y Tecuexe, en el fraccionamiento Lomas del Gachupín, a la altura de la Línea Verde.
Fue un coche VW Jetta, color azul y placas de circulación ABA-461-A de Aguascalientes, conducido por una persona de nombre Álvaro, quien atropelló al pequeñito que trató de cruzar la calle Tecuexe, en dirección de oriente a poniente.
El automóvil circulaba por dicha arteria en sentido de sur a norte y fue que al llegar a la esquina con la calle Delicias se atravesó el niño, por lo que no pudo evitar impactarlo.
El pequeñito que tiene su domicilio en el fraccionamiento Villa Montaña, fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio a bordo de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Mientras tanto, el conductor fue detenido por policías viales, quienes lo pusieron a disposición del agente del Ministerio Público de Hospitales.