Con serias lesiones en un brazo y el hombro resultó un niño de 10 años, tras ser atacado por un perro.
El papá del niño también fue atacado por el animal, cuando intentó ayudarlo, por lo que también resultó lesionado, aunque no de gravedad.
El lesionado fue identificado como Sergio Daniel, de 10 años, quien presentaba heridas por mordedura en el brazo izquierdo y el hombro derecho.
Debido a que le provocaron un fuerte sangrado, unos policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, decidieron trasladarlo en una patrulla a recibir atención médica a la UMF No. 9 del IMSS.
Los hechos se registraron el jueves por la mañana, cuando policías preventivos realizaban labores de vigilancia en el fraccionamiento Villas del Puertecito, a bordo de las patrullas 0036-B1 y 0118-B1.
Al desplazarse las unidades policiacas por la calle Puerto Lázaro Cárdenas, repentinamente fueron interceptados por una mujer identificada como Laura, de 39 años, quien desesperada les pedía ayuda, ya que en otro domicilio cercano a donde ella vive, un perro estaba atacando a un niño.
Los policías preventivos de inmediato se dirigieron hasta la casa señalada por la mujer y al momento de ingresar, detectaron que un perro de raza bull terrier, color café, estaba atacando brutalmente a un niño de 10 años, al cual tenía prensado con el hocico de su brazo izquierdo.
En ese momento, el papá del niño de nombre Omar, de 36 años, les indicó que había intentado ayudar a su hijo, pero que el animal también lo había atacado a él y lo había mordido en la mano derecha y en el pie derecho.
Los policías preventivos decidieron intervenir y lograron que el can lograra liberar al niño, por lo que de inmediato procedieron a protegerlo ante el peligro de un nuevo ataque.
El niño presentaba una impresionante hemorragia debido a las mordeduras en el brazo izquierdo y en el hombro derecho.
Ante la gravedad de las lesiones, los oficiales decidieron subirlo a una patrulla y lo trasladaron a recibir atención médica a la UMF No. 9 del IMSS ubicada en la avenida Siglo XXI Oriente y cruce con avenida Miguel Ángel Barberena Vega, en el fraccionamiento Municipio Libre.
Un doctor que atendió al escolar, decidió canalizarlo al HGZ No. 2 del IMSS debido a que sus heridas eran de gravedad.
Se estableció que el perro es mascota de la familia del niño lesionado, quienes comentaron que desconocían que fue lo que provocó al animal para que llevara a cabo el bestial ataque en contra del niño.
Más tarde, arribó al lugar de los hechos personal del Centro Antirrábico del municipio de Aguascalientes, quien procedió al aseguramiento del perro.

¡Participa con tu opinión!