José de Jesús López de Lara

Un hombre fue asesinado de un balazo en el abdomen disparado por su vecino, tras sostener una acalorada discusión, ya que lo acusaba de estarle robando la luz.
La víctima quedó muerta a la puerta de su casa, ubicada en el fraccionamiento Hacienda San Martín.
El agresor se dio a la fuga, pero poco después fue capturado por policías estatales quienes habían implementado un operativo de búsqueda.
La víctima mortal de este problema vecinal fue un hombre identificado como David Enrique, alias “El Cholo”, de 33 años.
Quien ya se encuentra detenido y sujeto a investigación por parte de agentes del Grupo Homicidios de la PME, es un individuo de nombre Juan Carlos, de 42 años.
Los trágicos hechos se registraron el viernes a las 08:30 de la mañana, en la calle Capilla de Santa Rosa, en el fraccionamiento Hacienda de San Martín.
Se estableció que el sospechoso Juan Carlos descubrió que su vecino David Enrique le estaba robando la luz eléctrica.
El vienes por la mañana, la víctima acudió a una tienda de abarrotes y de regreso a su casa fue interceptado por Juan Carlos, quien le reclamó el robo de la energía eléctrica.
Sin embargo, debido a que “El Cholo” comenzó a burlarse, eso molestó a Juan Carlos quien sacó una pistola que llevaba consigo y le disparó en dos ocasiones a la altura del tórax.
Mientras David caía mortalmente herido a la puerta de su domicilio, el agresor se retiró hacia su vivienda donde tomó algunas de sus pertenencias y luego escapó a bordo de una motocicleta color naranja con blanco.
Minutos después, policías estatales que participaban en el operativo de búsqueda, lograron ubicarlo cuando se desplazaba por la carretera estatal No. 77 con dirección al poblado de Calvillito, Aguascalientes, por lo que procedieron a interceptarlo y detenerlo.
Al lugar de los hechos llegaron policías preventivos del Destacamento “Morelos” y la ambulancia AGS-009 de Cruz Roja, aunque los paramédicos no podían atender a la víctima, debido a que había tres perros bastante agresivos que impedían que se acercaran.
Fue hasta que los policías preventivos intervinieron que los técnicos en urgencias médicas atendieron al paciente pero confirmaron que ya había muerto. A consecuencia de una hemorragia interna y externa consecutivo a heridas por proyectil disparado por arma de fuego penetrante de tórax.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron a la escena del crimen los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Criminal y el agente del Ministerio Público de Hospitales.