Abraham Ancer sigue viviendo el mejor momento de su carrera en el PGA Tour.
El golfista tamaulipeco redondeó ayer su mejor actuación en la máxima gira golfística al terminar en el octavo sitio del Houston Open.
La falta de regularidad en sus cuatro rondas había sido uno de los temas pendientes en el juego de Ancer, pero fue el propio mexicano quien se encargó disipar las dudas en el campo del Club de Golf de Houston al mantenerse en la parte alta del tablero todo el certamen.
En su último recorrido, Ancer embocó cuatro birdies y un bogey para firmar una tarjeta de 69 golpes (-3) que le valió para terminar en el octavo puesto con un acumulado de 275 impactos (-13).
Abraham ha destacado en la presente temporada dentro del PGA Tour, pues con este resultado acumula dos top 10 (finalizó noveno en el OHL Classic at Mayakoba, en noviembre), además de que ha superado el corte en diez de los 14 torneos que ha disputado.
La representación nacional contó con un representante más en los bastones del veracruzano Roberto Díaz, quien culminó en el lugar 32 con un total de 161 golpes (-9).
El título del torneo fue para el inglés Ian Poulter quien derrotó al estadounidense Beau Hossler en un desempate para levantar el título.
En el primer hoyo del playoff, Poulter se mantuvo fino y logró sacar el par, mientras que Hossler no pudo sentirse cómodo en el duelo y cometió un triple bogey para cederle la corona a su rival, quien de paso festejó su clasificación a la edición 2018 del Masters de Augusta, que se disputará a partir del próximo jueves.
Este es el tercer título de Poulter en el PGA Tour, luego del conseguido en el 2012 tras ganar el WGC-HSBC Champions. Staff/Agencia Reforma.