En respuesta a la carta intención de continuar con la concesión de agua potable y alcantarillado al final del contrato de 30 años, la presidenta municipal Teresa Jiménez Esquivel, cumpliendo con su compromiso de campaña política, anunció ayer que Proactiva Medio Ambiente CAASA deberá hacer sus maletas, pues no permanecerá con la prestación de este servicio porque se busca el bienestar de los ciudadanos de Aguascalientes.

En su carácter de alcaldesa y presidenta del Consejo Ciudadano de la CCAPAMA, aseveró que se han considerado diversos aspectos técnicos y financieros entorno a la prestación de los servicios de CAASA, y se han detectado fallas en el suministro ocasionadas por la falta de mantenimiento a la infraestructura; además de quejas constantes de los usuarios por los cortes de servicio y obras inconclusas.

Esta decisión asumida como presidenta municipal, dijo, de ninguna manera afecta la prestación del servicio, al contrario, se han girado instrucciones precisas para que desde la CCAPAMA se supervise el funcionamiento de los pozos, el adecuado suministro del agua y que los cobros sean justos y correspondan al consumo.

Previo a enterar a CAASA de este posicionamiento de rechazo a su carta intención de permanecer en el Municipio de Aguascalientes, la primera edil expresó públicamente que existe una percepción social negativa hacia la concesionaria debido al cobro excesivo y el mal servicio prestado en los 25 últimos años.

“Pese a los esfuerzos del organismo por aumentar la calidad del servicio, los habitantes de Aguascalientes siguen focalizando a CAASA como una empresa que nunca en sus 25 años de servicio en el municipio ha favorecido el bienestar de la población”.

Tras analizar a detalle la petición de CAASA, así como cada uno de los aspectos financieros, técnicos y jurídicos, la alcaldesa expresó su descontento por la prestación del servicio y se declaró a favor de los ciudadanos.

Luego, solicitó respetuosamente a los ciudadanos su confianza y señaló que esta es la primera etapa de un proceso que habrá de desarrollarse en un marco de legalidad y transparencia; finalmente se tendrá un mejor servicio y cobros justos como han sido solicitados.

Por último, reiteró que la prioridad es y será el bienestar de la ciudadanía, y se llevará este proceso hasta sus últimas consecuencias. Finalmente, como autoridad municipal se comprometió a mantener informados sobre los avances, trámites y procedimientos que deberán hacerse para dar de baja a la empresa proveedora del servicio de agua potable y alcantarillado del Ayuntamiento capital.