El director general de CCAPAMA, José Refugio Muñoz de Luna, aseguró que el agua potable que llega cada día a los domicilios es totalmente segura y puede ser consumida por la ciudadanía, la cual tiene cierto sabor a cloro, sin embargo, aquélla se contamina cuando ingresa a las cisternas y tinacos de las viviendas al no recibir una limpieza constante.
De acuerdo a estudios de laboratorio periódicos realizados al agua que corre por la red hidráulica citadina, dijo que es totalmente segura, el problema surge al interior de las casas, donde las familias prácticamente nunca lavan los aljibes y los tinacos, lo cual debería hacerse cuando menos cada dos meses y cada mes poner la pastilla de cloro.
Aclaró que el agua potable puede consumirse directamente, aunque trae mucho el sabor a cloro; los pozos están siendo cuidados, se hacen estudios y monitoreos de laboratorio de esa infraestructura y en uno salieron metales como el arsénico, por lo que fue clausurado, se encontraba en San Ignacio.
El director de la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado señaló que este vital líquido es hiperclorado, por ese motivo trae un sabor a cloro, ya que así son atendidos y cuidados cada uno de los pozos, por cuestiones de sanidad.
Subrayó que el agua de Aguascalientes es óptima para consumo humano y muchas personas en el oriente de la ciudad la beben de modo cotidiano.
Al mismo tiempo se recomienda a las familias que le pongan su pastilla de cloro a los tinacos una vez al mes y que laven los aljibes cada bimestre, ya que el agua que se extrae directamente de los pozos es apta para el consumo humano.
“Lamentablemente existe muy poca cultura ciudadana de someter a lavado a esa infraestructura que almacena el agua como son los aljibes. Si esos se abren normalmente se encuentra ahí fauna nociva e insectos, cuyos animalitos buscan la humedad”.
Por esa razón, dijo, debe realizarse un lavado periódico de las cisternas e incluso la CCAPAMA lo hace con todos esos lugares a donde suministra agua en comunidades rurales, lo cual se hace cada mes, sin falta, para garantizar la calidad del agua que se comparte a toda la población.
Por último, el director de la CCAPAMA mencionó que luego de la contingencia de las inundaciones causadas por la lluvia, se procedió a hiperclorar el agua potable que se extrae de los pozos y se distribuye en la red hidráulica municipal, a fin de evitar cualquier contaminación.