Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los recursos para iniciar la construcción del Tren Maya se tendrán hasta 2020.
Y es que en 2019, los 7 mil 500 millones de pesos que se pedirán en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se usarán, pero para el proyecto ejecutivo y rehabilitación de vías.
Esta obra, de mil 500 kilómetros, pretende ocupar las vías de un tramo donde ya opera el tren de carga y seguirá su trayecto por una ruta nueva, explicó Rogelio Jiménez Pons, designado como próximo titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).
Es así que de los 7 mil 500 millones, 6 mil millones serán utilizados para rehabilitar los 722 kilómetros que ya operan, de Palenque, Chiapas a Valladolid, Yucatán.
Si el ritmo de trabajo progresa conforme a las expectativas, se pedirían 6 mil millones de pesos más del próximo año para continuar con esos trabajos.
Como ya es un tramo en operación, no se requiere proyecto ejecutivo ni estudios de impacto ambiental, sostuvo.
“Porque sigue en operación el tren, es una obra de rehabilitación y además la ley marca claramente que todas las obras de infraestructura hechas antes de 1988 no estás sujetas a este tipo de consideraciones (ambientales), lo nuevo obviamente sí, (…), pero ahorita es continuación de una obra en proceso”, dijo.
Los otros mil 500 millones de pesos solicitados serán utilizados para el proyecto ejecutivo del nuevo tramo, que irá de Cancún, Quintana Roo a Calakmul, Campeche, del que hay algunos análisis preliminares y que será licitado el próximo mes. También se usará el recurso para otros estudios, como los de impacto ambiental.