Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Contrario a lo que afirmó el Presidente Andrés Manuel López Obrador, la Guardia Nacional (GN) sí tendrá bajo su responsabilidad la seguridad de los caminos federales.

En su conferencia matutina, el Mandatario aseveró este martes que la «Policía de Caminos» continúa, pues no es función de la Guardia Nacional.

«La Policía de Caminos, la Policía Federal continúa. Esa no es función de la Guardia Nacional, va a continuar la misma Policía Federal de Caminos», afirmó.

«Ese servicio continúa y lo seguirán dando quienes trabajan en esta corporación. Lo que tenemos que procurar en todo es que mejore el servicio».

No obstante, la Ley de la Guardia Nacional, publicada el 27 de mayo, establece que en un plazo máximo de 18 meses deberá concluirse la transferencia a la GN de todas las divisiones y unidades de la Policía Federal.

Es decir, que la PF desaparecerá en su conjunto, incluida la División de Seguridad Regional -no Policía Federal de Caminos-, que a la fecha se encarga de la seguridad en las carreteras federales.

Además, el Reglamento de la Ley de la Guardia Nacional, que se publicó el 29 de junio, establece que la GN contará con una Dirección General de Seguridad en Carreteras e Instalaciones.

En los hechos, esta Dirección que forma parte de los Órganos Especializados por Competencia de la nueva fuerza de seguridad sustituirá a la División de Seguridad Regional.

Esta División de la PF desaparecerá, y sus funciones recaerán en la GN, una vez que su personal sea transferido dentro del plazo de año y medio que estipula en la ley.

Entre las funciones de la Dirección General de Seguridad en Carreteras e Instalaciones están vigilar, mantener el orden, garantizar la seguridad pública y combatir el delito en los caminos y puentes de jurisdicción federal.

Asimismo, establecer para fines de seguridad pública dispositivos de inspección, seguridad y vigilancia que permitan la supervisión del tránsito de personas, vehículos y mercancías.

«Ordenar la vigilancia para evitar que se destruyan o maltraten las carreteras, puentes federales, servicios conexos, señales y demás bienes de la Nación que se encuentren en los caminos o puentes de jurisdicción federal», agrega el Reglamento.

«Ordenar a los conductores de los vehículos que circulen en las carreteras y puentes de jurisdicción federal que detengan su circulación, informando al conductor del vehículo el motivo de la orden y solicitándole la exhibición de la licencia para conducir y la tarjeta de circulación, así, como en su caso, la demás documentación inherente al servicio que preste».