Esperó que terminara el US Open para ventilar su preferencia sexual, algo que tenía miedo admitir.

La tenista sueca Johanna Larsson confesó ante las cámaras de un sitio de su país (Tennisicrus.com) su condición de lesbiana.

“Soy lesbiana y no lo dije antes por miedo a perder patrocinadores. Mi vida ha sido una horrible mentira”, comentó.

“Mi carrera dependía de otras personas y no me atrevía a mostrarme tal y como soy”, aseguró.

Larsson es actual número 80 de la WTA, y no es el primer caso de una tenista que confiesa su preferencia sexual.

La veterana Martina Navratilova, Amelie Mauresmo y Billie Jean King, son algunas de las tenistas que en su momento lo confesaron.

¡Participa con tu opinión!