Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los productores de EU, que surten más de 90 por ciento de la demanda de granos a México, están preocupados porque el país está aumentando sus compras a Argentina y Brasil.
Las principales asociaciones de productores de EU, apoyaron a Trump, y ahora están en una disyuntiva.
En visita en México, Chip Councell, presidente del Consejo de granos de EU, reconoció que el país tiene que diversificarse, pero ellos no quieren ceder su mercado.
“Nos sentimos muy orgullosos de ser un proveedor competitivo, de tener un grano de gran calidad, hemos tenido una gran participación de mercado y una gran sociedad comercial con México en la industria agrícola.
“Cada vez que esto se ve afectado, eso nos preocupa, nos inquieta como productores, no queremos ceder un mercado tan importante para nosotros”, explicó Councell.
Desde que se comenzó a renegociar el Tratado, la industria mexicana aceleró la diversificación de su proveeduría de granos como el maíz, trigo y soya, ya que se teme no llegar a buenos términos con EU.
Y es que la dependencia con EU es grande, ya que de enero a septiembre 98 por ciento de las importaciones de maíz amarillo que hizo México provinieron de EU, según la Secretaría de Economía.
Councell reconoció que la industria mexicana ya les ha comentado las acciones que están llevando con la finalidad de proteger su negocio.
“Estamos aquí para escuchar a la industria mexicana, para saber parte de sus preocupaciones y nos dejaron muy claro que esta renegociación del TLCAN es una llamada de atención y que tienen que diversificar a sus proveedores para proteger sus intereses”, afirmó.
Destacó que como empresario entiende dicha posición, pero confió en que cuando terminen las renegociaciones, EU siga siendo un proveedor competitivo.
Chris Novak, director ejecutivo de la Asociación de productores de maíz de EU, agregó los beneficios del Tratado.
“Aun cuando pudiéramos estar preocupados por un retiro de los EU del Tratado, estamos trabajando fuertemente para que el Presidente Trump y nuestro Gobierno entiendan la importancia del acuerdo de libre comercio; hablamos con gobernadores, senadores y representantes en nuestro Congreso para reforzar este mensaje”, dijo.
Councell puntualizó que están preocupados por el futuro del TLCAN, pero no se arrepienten de haber dado su voto a Trump.
“¿Estamos preocupados? Sí, ¿pensamos que las cosas van a funcionar bien?, Sí, esperemos que sí, pero yo no diría que nos arrepentimos de en este punto, todavía”, concluyó Councell.

¡Participa con tu opinión!