El gobernador Martín Orozco Sandoval no se anduvo con ambages para rechazar la remunicipalización del agua potable, al considerar que este asunto no tiene que ser “un tema mediático ni político”, por lo que antes de dar el siguiente paso el Ayuntamiento de Aguascalientes debe considerar si tiene la capacidad financiera y operativa suficiente para responder a las obligaciones que derivaría de una decisión de esa naturaleza.

Las últimas semanas han sido pródigas de opiniones a favor y en contra de la concesión del agua entubada, lo que de alguna manera contribuye a que la sociedad tenga mejores elementos para dar su veredicto, que aún cuando no sea vinculante de cualquier manera puede empujar la decisión final.

Quienes están por la cancelación mencionan que la empresa les ha fallado a los usuarios por lo que tiene que irse, pero en sentido opuesto están aquellos que reflexionan sobre los riesgos económicos, políticos y sociales que habría para la autoridad si recupera el control del servicio.

Ante ello, nada mejor que escuchar los conceptos de Orozco Sandoval, que como presidente municipal de 2004 a 2007 conoció las entrañas de este asunto. En la entrevista que concedió a reporteros de El Heraldo y publicada el pasado 21 de septiembre, subraya las razones para estar en desacuerdo.

Dijo que desde su experiencia puede acreditar que “es inviable e irresponsable la remunicipalización”, lo cual pueden ratificar “sólo quienes han estado o están en la Presidencia Municipal de Aguascalientes. Saben lo que significa el tema del agua potable y alcantarillado y lo aceptan quienes son responsables de la función y si no, eres un irresponsable. No es posible remunicipalizar el agua, claro que no”.

Aseguró que no sabe si es un asunto político del gobierno de la ciudad en turno, pero dejó en claro que “no debe tomarse a la ligera, se debe pensar en la perforación de pozos, en que se hacen extracciones tan profundas, que los metales pesados afectan la calidad del agua, lo que repercute en la salud de quien la consume” y ante todo “hay que tener conciencia sobre lo que vale el servicio, a cuánto asciende el capital de CAASA y si se tiene para una eventual liquidación”.

Recomendó que previamente se razone lo que se va a hacer y darse una zambullida en la historia, de conocer los puntos de vista de los ediles que vivieron aquella etapa, además sugirió “preguntarle al abuelito o alguien que te platique para enterarse de aquella realidad, cuál era la calidad del servicio y la situación financiera del Municipio a causa de la responsabilidad del suministro”.

Sobre el particular cabe mencionar que aún cuando en 1994, año en que se llevó a cabo la concesión, el municipio era pequeño, el Ayuntamiento enfrentaba serios problemas para el abasto del agua, algo muy común por años, lo que se convertía en una especie de pasto seco para los partidos de oposición, que enardecían el ánimo popular al exigir mayor eficiencia a sabiendas que no había capacidad para lograrlo, lo que motivó que se diera ese paso y que ahora se pretende revertir.

Apunta el titular del Poder Ejecutivo que si se llegara a la revocación se le entregue la concesión a otra compañía, y al mismo tiempo el Cabildo ejerza una vigilancia muy estrecha para que no se vaya por la libre, de manera que pueda detectar a tiempo las deficiencias y en su caso obligarla a rectificar, “porque con el tiempo las deficiencias se hacen insostenibles”, sostuvo, que luego quieren resolver con medidas que aparentemente son para defender los intereses del pueblo.

De lo puntualizado por el mandatario se intuye que el gobierno del estado no debe apoyar con recursos financieros cualquier medida que vaya en contra del sentido común, por lo que si el Ayuntamiento quiere hacerlo que sea con los propios, lo que debe recordarse, ya no le correspondería a esta ni a la próxima administración municipal, sino a la que esté en funciones en 2023 y las subsecuentes, que cargarían con el fardo económico, operacional y social.

MEJORAS EN EL IMSS

El Seguro Social ha estado presente en la vida de Aguascalientes desde mediados del siglo pasado, lo que en mucho ha contribuido para que miles de familias tengan atención y servicios que cada vez son de mayor calidad.

El crecimiento demográfico exige el crecimiento y modernización de la infraestructura y la contratación de más empleados, además el aprovechamiento de las nuevas tecnologías que permiten agilizar diversos programas con lo que se puede abreviar el tiempo para consultas y cirugías.

Durante 2017 el IMSS invirtió en esta entidad 1,400 millones de pesos en infraestructura y equipamiento, de acuerdo a lo informado por el delegado Diego Martínez Parra, lo que se enfocó a tres áreas: finanzas sanas, calidad y calidez. La delegación ocupó el segundo lugar nacional en ingresos, con 4,140 millones de pesos y por sexto año consecutivo tuvo un superávit, de 784 millones de pesos.

De suma importancia ha sido la digitalización de los 18 trámites más aplicados por patrones y trabajadores, lo mismo que la consolidación y resultados de 10 estrategias para mejorar la calidad de los servicios, que han sido acompañados de calidad en la atención médica.

Martínez Parra subrayó que nunca se habían destinado tantos recursos para Aguascalientes, entregándose el Hospital General de Zona Número 3 (HGZ-3), la doceava Unidad de Medicina Familiar y más de 100 obras de remodelación en todo el estado, asimismo se adquirió un resonador magnético con arco en C y un mastógrafo.

Con lo anterior, apuntó, se incrementó la capacidad de atención con 41% más camas, 44% más cirugías, 64% más urgencias y 11% más consultas de medicina familiar, entre lo más sobresaliente, lo mismo se dio especial esmero a la digitalización de trámites y al diseño de herramientas como el sitio web y la aplicación IMSS Digital y la Ventanilla Virtual, con lo que se puede consultar la vigencia de derechos, el número de seguro social y actualizar datos, etc.

Asimismo, se implementaron 10 estrategias de mejora: Unifila, Referencia-Contrarreferencia, Triage en Urgencias, Gestión de Camas, Cirugías en fin de semana, Código Infarto, Modelo de Prevención, Abasto de Medicamentos, Procuración de Órganos y Tejidos, y el programa SER (Saludar-Escuchar-Responder). En ninguna de ellas se requirió de inversión, únicamente la optimización de la capacidad instalada y la participación de los trabajadores de la salud.

Es incuestionable que hay mejoría en prácticamente todas las áreas y esto se percibe a partir de la reducción de las quejas, por lo que al igual que ocurre en un encuentro deportivo, cuando el árbitro pasa desapercibido es porque hizo un buen trabajo, de la misma manera si hay un mínimo de protestas significa que hay avances importantes en la atención.

ARROPADO

En el segundo informe del gobernador Martín Orozco uno de los invitados que atrajo los reflectores fue Marko Cortés Mendoza, que hasta agosto pasado fue coordinador de la fracción del PAN en la Cámara de Diputados y ahora aspira a dirigir al partido. Se ha mencionado con cierta insistencia que es el preferido de la mayoría de los gobernadores, por lo que el hecho de que estuviera aquí, en que se dieron cita gran parte de los mandatarios y figuras nacionales significa que va uno o dos pasos delante de su adversario, Manuel Gómez Morín (nieto del fundador de Acción Nacional). En todo momento se dejó querer y aceptó tomarse fotografías y videos con quien se lo pidió. Los que discrepan de que sea el próximo jefe nacional es porque ven en él una continuación del ex candidato presidencial Ricardo Anaya, por más que afirma que no tiene que ver, sin embargo fue marcada su cercanía por varios años y fue él quien lo puso como líder de los diputados. Negar lo que fue público es normal en el medio político, por lo tanto no hay que asustarse que por enésima ocasión tenga lugar.