A partir del 15 de abril próximo, la Secretaría de Servicios Públicos del Municipio de Aguascalientes pondrá en marcha su Ciudad Inteligente, que implicará tener en una sola oficina con pantallas, cámaras de videovigilancia, sensores, dispositivos electrónicos y tecnología de punta, todo el control de sus procesos de recolección y transferencia de basura, rastro, vivero, alumbrado público, sistemas de riego y el taller de mantenimiento.
El titular saliente de la SSP, Claudio González Muñoz, informó que el pasado martes se comprometió con la alcaldesa Tere Jiménez para que en la segunda quincena de abril esté funcionando la Ciudad Inteligente, es decir desde una oficina de Servicios Públicos. En este proyecto se invierten 8 millones de pesos y se podrán recuperar en plazo máximo de 6 meses.
Indicó que los recursos se recuperarán mediante la optimización del servicio y se calcula que se generarán ahorros por 15 millones de pesos anuales.
Este proyecto busca tener una supervisión permanente de todos los procesos de servicios públicos, y uno de los más sensibles es la recolección de basura, en donde se tendrá la certeza de la hora en que cada contenedor fue levantado por parte del camión, cuyos trabajadores deberán enviar una fotografía de cada uno de los contenedores vacíos de su ruta.
En la etapa dos del proceso de recolección, el ciudadano podrá meterse mediante una liga digital sobre la ubicación de su camión y la hora que pasará por la basura. Es un sistema inteligente que generará certeza al ciudadano sobre la prestación del servicio.
“En caso del alumbrado público se pone una denuncia por parte de un ciudadano, y este sistema permitirá avisarle en qué momento fue reparada y se le informará el motivo del desperfecto eléctrico. Se subirá evidencia fotográfica de cada situación”, apuntó.
Respecto a parques, jardines y camellones se instalarán sensores de humedad para poder orientar adecuadamente el sistema de riego, y de esta manera evitar que se sequen las áreas verdes.
Acerca del taller de mantenimiento se deberá mostrar evidencias de cómo se entregan los insumos para la reparación, antes, durante y al terminar el proceso de reparación, esto permitirá llevar un control estricto de los camiones de servicios públicos.
“En el Rastro Municipal se meterán 30 cámaras de videovigilancia para llevar un control estricto de los procesos de sacrificio de los animales”, concluyó.