A su regreso de la Ciudad de México donde participó en el bloqueo del Movimiento Nacional Taxista, el dirigente de la AUGTEA, Óscar Romo Delgado declaró enérgico que su propio gremio debe ser el primero en poner el ejemplo al concretar cambios de fondo en la praxis de su actividad, porque de lo contrario se la podrán pasar reclamando ante la autoridad y no sucederá lo que se planea.
Un contingente de 18 taxistas aguascalentenses participaron durante más de 12 horas en el paro de actividades de este gremio en la capital del país, porque la intención es que los acuerdos se aterricen también en esta entidad y haya una mejor percepción del gremio, el cual ha sido impactado por el uso de las plataformas digitales y los vehículos piratas.
El presidente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado mencionó que fue uno de los integrantes de la comisión de taxistas que participaron en la mesa de diálogo con el Gobierno Federal y compartió que no está de acuerdo en bloquear calles y afectar a terceras personas, pero en esta ocasión se hizo para hacer sentir su presencia.
En los paros simultáneos en varios estados del país, dijo que sólo participó el 4 por ciento del parque vehicular taxista, y destacó que en el caso Aguascalientes siempre ha existido una buena comunicación y diálogo con las autoridades.
Explicó que el Movimiento Nacional Taxista procedió al paro de actividades porque la Constitución política de México establece que para prestar un servicio de trasladar personas y cobrar por eso, únicamente puede hacerse por aquellos que tengan una concesión. Asimismo se manifestó a favor de la propuesta del Gobierno Federal para avanzar en una plataforma digital única para taxis que permita la modernización de este sector.