Alrededor del veinticinco por ciento de los concesionarios de taxis han dejado de usar la carísima gasolina y migraron a otras fuentes de energía como son el gas natural y el licuado de petróleo (L.P.), a fin de reducir costos de operación y hacer rentable la operación de este servicio, informó el dirigente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, Refugio Eudave Ortiz.
“Tan solo en las dos últimas semanas, la gasolina magna ha subido 30 centavos y casi alcanza los 20 pesos; además, se observa que tras el proceso electoral la alza de este carburante se ha acelerado, lo que complica la operación de concesionarios y operadores, muchos vehículos se encuentran detenidos porque los choferes no llegan, no quieren trabajar”, aseveró.
Señaló que ahora se invierte más en la compra de gasolina que en lo que gana el chofer y lo que se liquida al concesionario. Por turno se dan 200 pesos al concesionario, el chofer destina entre 250 y 300 pesos de gasolina y le quedan sólo 200 pesos.
“Por esa razón, cuando menos el 25% de los vehículos ya convirtieron sus motores de gasolina a gas natural o gas LP, cuyos combustibles lamentablemente han comenzado a subir sus precios”, dijo.
Comentó que los equipos tecnológicos para convertir gasolina a gas natural cuestan alrededor de 36 mil pesos, y se cuenta con programas de créditos que permiten irlos pagando conforme se pagan las facturas de ese combustible.
Por parte de la empresa de gas LP y en particular con Gas Noel, el equipo se le presta al concesionario durante tres años, siempre y cuando carguen sus unidades en las plantas de esta gasera, mencionó el presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios.
Refugio Eudave Ortiz señaló que los concesionarios andan prefiriendo el gas natural, porque no huele y representa menos riesgos al motor, de acuerdo a los técnicos. De hecho existen ya dos talleres mecánicos especializados para hacer las conversiones de gasolina a gas natural. Además, se cuenta con dos estaciones de servicio, ubicadas al lado norte y sur de la ciudad capital.
“Hasta el momento, la utilización de gas natural representa un 30% menos que lo que los concesionarios invierten en sus vehículos de gasolina”, finalizó.

¡Participa con tu opinión!