El diputado Iván Sánchez Nájera, denunció que a poco más de tres meses de la publicación de la nueva Ley de Movilidad, los concesionarios no han acatado la disposición de ofrecer seguridad social a los choferes del transporte público, especialmente a los taxistas.
Ha pasado un plazo considerable para que se cumpla con esta disposición, pero hasta ahora no han manifestado ninguna voluntad de hacerlo; existen los recursos legales para que se pueda ejecutar y es necesario que se hagan valer para que este apartado de la ley no termine como letra muerta.
Tras lamentar que la Coordinación de Movilidad, permanezca impávida, puntualizó que desde el pasado 26 de abril, la ley contempla tal responsabilidad, enlazándose con la Ley Federal del Trabajo y exigiendo el cumplimiento de la normatividad, que considera horarios, jornadas extras con salario mayor y registro en el Seguro Social.
Dejó en claro que ya no es cuestión de voluntad de los concesionarios, la ley está hecha para cumplirse y debe actuarse en consecuencia.
Es urgente, dijo, que la CMOV, se coordine con el IMSS, para garantizar que el esquema bajo el que se afilie a los choferes, contemple la totalidad de las prestaciones que por ley les corresponden.
Los trabajadores del transporte público en todas sus modalidades, deben gozar de prestaciones médicas, cobertura de gastos mayores, fondo para el retiro, y acceso a una vivienda a través del Infonavit, cuando menos, por lo que los patrones no pueden seguir ignorando sus obligaciones.
Consideró que este es uno de los apartados más importantes de la nueva Ley de Movilidad y se debe asumir como tal; es uno de los logros más importantes, al reconocerse los derechos de sus trabajadores.
Sánchez Nájera exhortó a los taxistas a revisar la Ley de Movilidad y hacer valer los derechos que les corresponden; y al IMSS, a actuar en consecuencia, como lo hace con otros patrones incumplidos.