Ante la insistencia de los taxistas de ofrecer su servicios a la ciudadanía mediante aplicación digital y evitar la competencia desleal que representan los taxis privados, bajo esta modalidad, el director del transporte público dijo que están en su derecho de registrar su plataforma, con la aclaración de que no manejarán tarifas a su arbitrio, sino que tendrán que regirse por el taxímetro, y de no estar de acuerdo, que devuelvan la concesión que les entregó el Gobierno y se agrupen en forma personal.

José Antonio Sánchez Gómez, titular de la Dirección General de Transporte Público, explicó que en caso de continuar con la concesión y registrar la respectiva plataforma, para autorizarse primeramente deberá establecerse una tarifa para prestar el servicio a domicilio, desde donde los llamen.

Al recoger el pasaje, deberá iniciar el cobro según lo establezca el taxímetro; quienes estén interesados pueden diseñar su App. Destacó que lo que está “prohibidísimo” es que se “cuelguen” de una aplicación privada, como sucedió con Taxify que indebidamente manejaba dos servicios, el de “Confort” y el “Taxi” (público), en el entendido de que era poco más caro el primero y el cliente seleccionaba la opción deseada.

“La empresa fue advertida de que no podía tener en su padrón de conductores a taxistas con concesión pública, y que, de hacerlo, se le cancelaría la aplicación, de ahí que ahora solamente maneje unidades privadas”. En caso de que siga mandando taxis públicos, recomendó a los clientes reportar esta irregularidad al teléfono 9102106, extensión 3614, para actuar en consecuencia.

El funcionario insistió en que al explotar una concesión pública no pueden simultáneamente hacerlo en forma privada mediante alianza; deben definirse por una u otra modalidad.

“De optar por la App, deben especificar el tempo de llegada a recoger el cliente y con base en ello, éste podrá decidir si acepta el servicio a no”.

Finalmente, comentó que no se puede obligar a todos los concesionarios a regirse por una App, pero quien quiera hacerlo debe agruparse con suficientes choferes para que tengan capacidad de responder rápidamente a la demanda del servicio.