El Heraldo de Aguascalientes

También San Pancho tiene su “boom” inmobiliario

Trabajará la Asociación Mexicana de Profesionistas Inmobiliarios (AMPI) de la mano con las autoridades estatales en concordancia con los planes de inversión para el estado, a fin de atender de manera más atinada las necesidades de vivienda, terrenos, naves industriales y oficinas de negocio y generar un desarrollo más armónico, destacó su presidente en la entidad, Mario Santamaría Orozco.

En el marco de la sesión mensual de la AMPI que contó con la presencia del secretario de Desarrollo Económico, Alberto Aldape Barrios, Santamaría Orozco destacó el actual desarrollo que ha tenido el estado en materia inmobiliaria, que se ha concentrado principalmente en el municipio de Aguascalientes, seguido de Jesús María y San Francisco de los Romo, donde está el corredor industrial.

Además de destacar que a últimas fechas, San Francisco de los Romo es el que más ha despegado en dicho aspecto, pues presenta un déficit importante de viviendas y en ello habrán de trabajar. “De acuerdo al INEGI hay inmigración a San Francisco de los Romo por la concentración de la industria que se está dando, la gente quiere vivir cerca de su lugar de trabajo”. Entre los que llegan a residir a esa demarcación, se encuentran los expatriados de otros países, donde están fijando su residencia temporal.

Asimismo, comentó que otras zonas que han tenido mucha demanda inmobiliaria en el caso del municipio capital, recientemente son localidades del sur que hace cinco años era difícil rentar o vender. Así como en Jesús María, donde hay una demanda importante sobre todo en el sur y suroriente de dicho municipio.

Finalmente, Santamaría Orozco recalcó que otro punto importante de esta reunión, fue el anuncio del titular de la Secretaría de Economía, en el sentido de que dará seguimiento al Reglamento de la Ley Inmobiliaria del Estado que entró en vigor desde el pasado 1º de enero, donde los integrantes de la AMPI participarán activamente en su elaboración y con ello poderle cerrar la puerta “a los pseudo agentes inmobiliarios” que sólo desprestigian al sector.