En el Centro Comercial Agropecuario confluyen diariamente alrededor de trescientos comerciantes ambulantes, de los cuales sólo cien cuentan con el permiso y el resto operan ilegalmente, muchos duplicando las actividades que prestan los 700 condóminos y los 700 tianguistas, informó el presidente de la Administradora, Gerardo Palomino Macías. Agregó que “esta central de abastos es particular pero la gente entra y sale a hacer sus ventas como si fuera un mercado público”.
Además, se enfrenta la situación de que el 50% de los espacios comunes se encuentran invadidos por las propias bodegas, lo que ocasiona un desorden al interior de este mercado, cuya anarquía se acabará una vez que entre en operación la empresa “Pásale”, que administrará y controlará el estacionamiento de este mercado.
El presidente del Centro Comercial Agropecuario detalló que el contrato ya se ha otorgado a esa empresa, la cual entrará a realizar diversas obras de infraestructura en sus siete diferentes accesos de entrada, a fin de comunicar mediante fibra óptica todo el sistema que estará siendo controlado en las casetas de entrada.
Calculó que más de dos meses se llevarán las obras de acondicionamiento de este nuevo servicio de estacionamiento, donde todos los condóminos tendrán que sacar sus vehículos particulares y el transporte de carga o descarga se someterá a los horarios de acceso determinado para realizar sus maniobras.
Palomino Macías subrayó que la intención de estas acciones es promover mayores espacios de estacionamiento para los clientes de este mercado, ya que en este momento esos lugares se encuentran invadidos por los propios bodegueros; la idea es que la ciudadanía venga y compre de modo rápido. “Una vez instaladas las plumas para el acceso de entrada al mercado se podrá controlar quién entra y sale al Centro Comercial Agropecuario”, finalizó.