BARRANQUILLA, Colombia (EL UNIVERSAL).- Al mediodía de este viernes, el taekwondo le entregó la primera medalla a México en los Jugos Centroamericanos y del Caribe 2018, cuando Daniela Rodríguez se colgó el oro en poomsae (formas), modalidad que debutó en esta edición del certamen regional.
Por la tarde, la disciplina marcial ayudó en la cosecha de medallas mexicanas con el oro de César Rodríguez, quien lo consiguió al vencer (23-20) en la final al representante dominicano Edward Espinosa.
A los dos medallas doradas, se sumó la plata de Brenda Costa, quien lo hizo en la categoría de menos de 46 kilogramos, y los bronces de Linda Torres e Íker Casas, quienes detuvieron su andar en Barranquilla en las semifinales, pero eso les bastó para tener una presea.
Daniela Rodríguez será recordada como la primer atleta, de los 675 que conforman la delegación mexicana, en ganar una medalla al superar a la costarricense María Guillén (7.165) y la puertorriqueña Arelis Medina (7.115), quienes completaron el podio. El himno nacional mexicano se escuchó por primera vez en Barranquilla gracias al logro de la jalisciense, quien contó con el apoyo de parte de la delegación tricolor, cuyos integrantes acudieron al Colegio Marymout para ver el inicio del taekwondo.
«Estoy muy feliz y muy orgullosa de mí, es un sentimiento que me estuve imaginando durante mucho tiempo y todo valió la pena. Sabía que iba a ser el comienzo de los Juegos, por lo tanto quería darle a México la primera medalla y que fuera de oro», expuso Rodríguez.
La competencia se retrasó casi una hora, debido a que las instalaciones del coliseo no contaban con la iluminación necesaria para que los jueces pudieran dictaminar de la mejor forma los movimientos realizados.
«No me afectó la demora. Estaba concentrada en el trabajo que tenía que hacer y, además, tuve el apoyo de los mexicanos que vinieron. Queremos que nos vaya bien a todos y entre todos nos apoyamos. No sólo son los que están en las gradas, todos los mexicanos que nos encontramos siempre nos dan un gran abrazo y te desean éxito», compartió.
Las figuras o formas del taekwondo poomsae (término coreano) son combinaciones de técnicas de patadas, puños y defensas sencillas o a doble mano, que simulan un combate contra uno o varios adversarios.
Al caer la tarde, César fue quien cargó con la representación tricolor sobre el tatami. El mexicano se presentó en Barranquilla como campeón defensor de la categoría de menos de 54 kilogramos y vino de atrás para doblegar -en el tercer asalto- al dominicano, un rival con el que constantemente se enfrenta.
«En mi última pelea tuve mucha adrenalina, porque Espinosa y yo nos conocemos mucho, y eso provoca que nuestros ataques casi siempre queden nulificados», detalló César.
El inicio dorado del ciclo olímpico llena de motivación a Daniela y César, quienes consiguieron que la bandera mexicana ondeara en lo más alto de sus respectivas categorías.