El tabaquismo no sólo incrementa en mil veces el riesgo de cáncer de mama en mujeres y de próstata en hombres, pues además está asociado con otros 10 tipos de cáncer como el de esófago, laringe o estómago. Incluso, en las mujeres se asocia con el aumento en la frecuencia de abortos, partos prematuros, bajo peso al nacer el bebé y otras malformaciones.

Asimismo, existen múltiples evidencias científicas de que los fumadores pasivos están en riesgo semejante al de los fumadores activos.

El jefe de prestaciones médicas de la delegación estatal del IMSS, Alfonso Martínez Hernández, explicó que el tabaquismo es una enfermedad crónica con graves complicaciones como muerte prematura, pues los cigarros, además de nicotina y alquitrán, contienen 46 substancias cancerígenas y 300 muy tóxicas.

“El tabaquismo es la primera causa de muerte prevenible y en México, fallece una persona cada 10 minutos por su causa”.

Comentó que en Aguascalientes, el IMSS registra que la mitad de sus usuarios de 16 años o más, consumen tabaco con frecuencia de moderada a alta, y 8 de cada 10 declarados adictos, aceptan que empezaron a fumar en la adolescencia.

Resaltó que el tabaquismo es la causa del 90% de los casos de cáncer de pulmón, del 99% de enfermedades pulmonares obstructivas crónicas y del 70% de infartos agudos del miocardio. Además, en el 100% de las amputaciones no traumáticas de miembros inferiores con diabetes, se detecta que el paciente también es adicto al tabaco.

“Durante la época de otoño e invierno las enfermedades en vías respiratorias se incrementan hasta en un 30%, todas ellas complicadas o generadas por el consumo de tabaco, por lo que se recomienda a los fumadores acercarse al IMSS, en donde además de atención médica, existe vinculación con grupos de apoyo que buscan acabar con dicha adicción”.