A pesar de que el tabaquismo incrementa el riesgo de cáncer y de contraer otras enfermedades, va en aumento este hábito.
De acuerdo a datos estadísticos de la delegación estatal del IMSS, la mitad de sus derechohabientes de 16 años o más, consumen tabaco con una frecuencia que oscila de moderada a alta, y ocho de cada 10 declarados adictos, afirman que empezaron a fumar en la adolescencia.
El doctor Juan Mosqueda Hernández, coordinador de Atención Médica Hospitalaria, señaló que casi el 50% del total de las y los menores de 18 años de edad, están expuestos cotidianamente al humo del tabaco, lo cual pone en riesgo su salud.
Esta adicción es la primera causa de muerte prevenible y la principal causa de gastos de bolsillo. Sólo los accidentes superan en consecuencias económicas al gasto que se destina por parte de las instituciones de salud para la atención de quienes enferman por el consumo del tabaco, aunque las pérdidas en vidas humanas son mucho más elevadas entre quienes padecen la adicción a la nicotina del tabaco.
El tabaquismo es considerado una epidemia mundial, que mata cada año alrededor de seis millones de personas, de las cuales tan solo el 10% son “no fumadores”, es decir, se trata de personas expuestas al humo ajeno o fumadores pasivos, personas expuestas al humo del cigarro que consumen sus familiares y que les genera afecciones que van desde las más leves, hasta problemas crónicos como el asma, diversos cuadros de bronquitis y afecciones respiratorias agudas, hasta diversos tipos de cáncer.
Esta adicción incrementa en mil veces el riesgo de sufrir cáncer de mama en mujeres y de próstata en hombres, además estar asociado con otros 10 tipos de cáncer (esófago, laringe y estómago, entre otros).
Los riesgos que pueden tener las mujeres que consumen tabaco son diversos, entre ellos el aumento en la frecuencia de abortos, partos prematuros, el bebé al nacer puede presentar bajo peso y otras malformaciones. Existe múltiple evidencia científica de que la fumadora pasiva está en riesgo semejante al de una fumadora activa.