Para prevenir el cáncer de páncreas se recomienda evitar el tabaquismo, alcoholismo, obesidad y el consumo excesivo de grasas, así como llevar a cabo una alimentación saludable y realizar ejercicio. Este padecimiento se presenta más en hombres que en mujeres, en mayores de 50 años de edad y en fumadores.
Además, este mal se encuentra entre las primeras cinco causas de muerte y ocupa el cuarto lugar en frecuencia, señaló el doctor Jorge Alberto Cancino López, cirujano del IMSS.
Para tratar la enfermedad, se lleva a cabo una cirugía que consiste en la introducción de una fibra óptica con un canal que se usa para tomar una biopsia y colocar una férula que mejora la función del páncreas y la calidad de vida del paciente.
En el segundo tratamiento, que se aplica en casos complicados en los que es imposible diferenciar una neoplasia o confirmar una enfermedad maligna, se somete al paciente a una cirugía, llamada Whipple, que consiste en la extirpación del tumor y el reforzamiento con quimioterapias, detalló.
La función del páncreas en el organismo es vital, ya que permite el control adecuado de nutrientes, así como funciones digestivas y metabólicas; la afectación de este órgano altera la absorción de los alimentos, provocando la aparición de diabetes mellitus, pancreatitis crónica y cáncer de páncreas.
Por ello, es importante no excederse en el consumo de grasas, alcohol y tabaco, llevar una alimentación balanceada, rica en frutas y verduras; así como hacer ejercicio cuando menos 30 minutos por día, reiteró el especialista.
Los procedimientos quirúrgicos ayudan a los derechohabientes a mejorar su calidad de vida.
“Es más importante la prevención, pero hay personas que no pueden dejar el alcohol y tabaco, ni los alimentos ricos en grasas, y en esos casos, deben pedir ayuda para contrarrestar estas adicciones que traen consigo otros problemas de salud y, a falta de tratamiento oportuno, la muerte”.

¡Participa con tu opinión!