CDMX.- El Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) México ya no quiere a Aleks Syntek como su Embajador de Buena Voluntad para apoyar a la niñez de nuestro país, pero el músico se aferra a seguir siéndolo.
Mediante su cuenta de la red social Twitter, Unicef México publicó un mensaje para indicar que aceptó la renuncia de Syntek, envuelto en una polémica por unos comentarios que hizo en Twitter.
“Unicef México ha aceptado la renuncia de Aleks Syntek como Embajador de Buena Voluntad, como resultado de las declaraciones y mensajes inconsistentes con el respeto a los derechos humanos. Unicef le agradece a Aleks Syntek los esfuerzos realizados para apoyar la labor de Unicef en México y espera que su interés por ayudar a la infancia continúe y encuentre nuevos canales de realización”, escribió el organismo en Twitter.
Pero horas después, Syntek publicó: “Gracias a los fans por su apoyo, ni yo voy a renunciar, ni Unicef aceptó mi renuncia. Mi apoyo es altruista incondicional y de corazón. Siempre estaré listo para ayudar a los niños en situación vulnerable”. (EL UNIVERSAL)